March 20, 2020 / 6:26 AM / 5 months ago

Los Gobiernos reclutan a la industria para fabricar el arsenal médico contra el virus

LONDRES, 19 mar (Reuters) - De Washington a Londres, de Pekín a Roma, los gobiernos están reclutando a fabricantes de automóviles y aeroespaciales para aumentar la producción de ventiladores y otros equipos médicos, para reforzar lo que la mayoría de los expertos dicen es un arsenal inadecuado para el tratamiento de coronavirus.

Foto de archivo del logo de Nissan en un encuentro de la industria en Shanghái. Abril 16, 2019. REUTERS/Aly Song

Las autoridades esperan que los fabricantes a gran escala puedan aportar sus cadenas de suministro de bajo costo y su experiencia en diseño digital, incluida la impresión 3D, y reutilizar algunas fábricas para compensar el déficit de equipo médico vital.

Algunas de las compañías más grandes de Gran Bretaña con experiencia en la fabricación de aviones y automóviles han formado tres equipos para producir ventiladores básicos con los que ayudar al Servicio Nacional de Salud del país a enfrentar el brote de coronavirus.

Meggitt, que construye componentes que incluyen sistemas de oxígeno para la aeronáutica civil y programas de combate militar, lidera un consorcio junto a los ingenieros GKN, Thales y Renishaw.

Los otros dos equipos están siendo liderados por los fabricantes de automóviles McLaren, que está estudiando cómo diseñar una versión simple de un ventilador mecánico, y Nissan, que está trabajando con otros para apoyar a los productores ya existentes.

Los ventiladores, que mueven el aire dentro y fuera de los pulmones, pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte para los pacientes con coronavirus que sufren dificultades respiratorias.

Pero lograr que la nueva producción se acelere no será fácil, dijeron algunos en la industria manufacturera.

“Las técnicas de fresado de precisión e impresión en 3D podrían ayudar a fabricar piezas complejas”, dijo Rene-Christopher Wollmann, director de programas y plataformas de Automobili Pininfarina, que usa software de diseño virtual para construir coches eléctricos.

“Pero esto depende de la cantidad de conocimientos que los fabricantes existentes (de ventiladores) estén preparados para compartir sobre el diseño de la máquina”, agregó. “Otro cuello de botella será el ensamblaje de dichas máquinas en condiciones adecuadas para la industria médica”.

HECHO EN CHINA

La idea de usar fabricantes de automóviles para suministrar equipos médicos comenzó en China, donde el fabricante de automóviles eléctricos BYD comenzó a producir 5 millones de mascarillas y 300.000 botellas de desinfectante para manos al día.

La idea se ha extendido a otras industrias y países.

El grupo aeroespacial europeo Airbus está trabajando en todos sus procesos para ver si sus instalaciones de producción o impresión 3D pueden ser útiles.

“El objetivo es que haya un prototipo (de ventilador) en dos semanas y que la fabricación comience en cuatro semanas”, dijo una persona familiarizada con la situación en la compañía.

En el norte de Italia, el epicentro del brote de virus fuera de China, los fabricantes de automóviles italianos Ferrari y Fiat Chrysler están en conversaciones con el mayor fabricante de ventiladores del país para ayudarlo a impulsar la producción, dijeron el jueves funcionarios de la compañía.

El gobierno italiano se ha embarcado en una gran expansión de camas de cuidados intensivos, muchas de las cuales requerirán ventiladores.

En Estados Unidos, el gobierno federal está en conversaciones con los gigantes automotrices de Detroit, General Motors Co. y Ford Motor Co. sobre cómo pueden ayudar a expandir la producción de ventiladores, dijeron el miércoles las compañías y funcionarios de la Casa Blanca.

No sería la primera vez que Detroit reorganiza las plantas automotrices para enfrentar una crisis nacional.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Ford, GM y Chrysler dejaron de fabricar automóviles y ordenaron a sus fábricas e ingenieros que produjeran en masa aviones, tanques y otras armas a niveles sin precedentes, lo que le valió a Detroit el apodo de “Arsenal de la Democracia”.

Elon Musk, el presidente ejecutivo de Tesla, usó su cuenta de Twitter para ofrecer los servicios de su empresa. “Haremos ventiladores si hay escasez”, tuiteó Musk.

información adicional de David Shepardson en Washington y Edward Taylor en Fráncfort Escrito por Joseph White y Kate Holton; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below