March 17, 2020 / 5:10 PM / 2 months ago

"Sí, quiero... algún día": el coronavirus obliga a aplazar los planes de boda

ROMA, 17 mar (Reuters) - La villa romana está reservada, los huéspedes están invitados y sus habitaciones de hotel reservadas. Se compra el vestido, se pagan los depósitos para la luna de miel en África.

Una pareja de novios pasa por delante de un monumento en la colina de Gianicolo en Roma, Italia, el 1 de agosto de 2019. REUTERS/Philip Pullella

Sin embargo ahora Dan Salganik, socio de una agencia de márketing digital en Chicago, no está tan seguro de que vaya a casarse en Italia en junio.

Pero no es porque le hayan entrado las típicas dudas de última hora. Un intruso no invitado, el coronavirus, ha echado un jarro de agua fría sobre sus planes de boda y los de muchas otras parejas de todo el mundo.

“Probablemente estoy en ese punto en el que tengo que empezar a replantearme las cosas”, dijo.

Ciudades costeras, campos de colinas, palacios decorados con frescos e iglesias que rezuman arte e historia han hecho de Italia uno de los principales destinos mundiales para bodas.

Sin embargo, la crisis del coronavirus ha golpeado a Italia con más fuerza que a otros países de Europa y se ha extendido más allá de sus costas, perjudicando al sector de la hostelería y el turismo italiano tanto como al de la organización de bodas desde Milán a Minnesota.

Melanee Shale y Raphe Wolfgang, ambos de Los Ángeles, esperaban celebrar su boda en una bodega en la ciudad de Orvieto, en la región italiana de Umbría, el próximo 18 de abril. El virus les ha obligado a posponerla hasta el 3 de octubre.

“Primero pensamos en cancelar y hacer una celebración local en Los Ángeles. Pero después de hablar con nuestro organizador de boda y con el local de la celebración, vimos que no es una opción, ya que hemos pagado la mayoría de nuestros depósitos”, dijo Shale.

“Seguimos rezando y esperando que esta crisis termine para octubre, con suerte. De lo contrario, no sabemos qué hacer”, añadió.

La crisis ha golpeado al multimillonario sector de la organización de bodas y a negocios vinculados como el de los fotógrafos de boda, los equipos de vídeo, la floristería, la pastelería, la joyería, los músicos y los servicios de limusinas.

    “Todo se ha detenido”, dijo Tiziana Marra, una organizadora de bodas del centro de Italia. “Nuestro negocio de restaurantes se ha paralizado y tenemos que despedir a la gente”.

“Las dos grandes bodas que estábamos planeando las hemos trasladado a una fecha posterior. Una fijada para marzo se ha retrasado hasta junio, mientras que la de mayo se ha retrasado hasta septiembre”, dijo.

MEJOR A CASA

    Las parejas estadounidenses que estaban pensando casarse en el extranjero se lo están pensando dos veces. Algunas dicen que aunque la crisis del coronavirus remita no quieren exponer a sus familiares e invitados de mayor edad a un viaje arriesgado.

“Muchos de los que iban a celebrar sus bodas en Italia, Francia o Europa las están trayendo de vuelta a casa”, dijo Lauren Grech, consejera delegada y cofundadora de LLG Events, una compañía con sede en Nueva York especializada en la celebración de bodas en destinos de lujo.

Grech dijo que algunos locales para la celebración de eventos en Estados Unidos están reduciendo sus tarifas para ayudar a las parejas a sobrellevar la situación.

A medida que el brote se extiende por Estados Unidos, las parejas están considerando la posibilidad de celebrar “bodas virtuales” para que los mayores de la familia puedan quedarse en casa y seguir la ceremonia a través de internet.

“Hay una gran preocupación por la seguridad de los invitados”, dijo Grech.

Las cancelaciones de las reservas de los locales de celebración pueden ser costosas, con pérdidas de hasta el 75 por ciento de los depósitos adelantados, así que los organizadores de bodas están animando a las parejas a que opten por el aplazamiento.

El coronavirus también ha provocado un aumento en el interés por los seguros de cancelación de bodas. Steve Lauro, vicepresidente del programa WedSafe de Aon, dice que la compañía ha experimentado un incremento del 100% en las consultas.

Si los futuros cónyuges compraron sus pólizas antes del brote podrían recuperar algunas pérdidas. Pero ahora ya no.

“Ahora el coronavirus está considerado un riesgo conocido, y como tal, es probable que las parejas se vean obligadas a encontrar una póliza que cubra este riesgo específico”, dijo Lauro.

Melanee Shale y Raphe Wolfgang, que han cambiado sus planes de boda debido al brote de coronavirus, posan para una foto tomada durante unas vacaciones en Italia, el 4 de septiembre de 2018. Melanee Shale/Handout via REUTERS

El brote ha hecho que las parejas, algunas de las cuales perderían el sueño por detalles tales como el tamaño y el color de las servilletas, pongan las cosas en una perspectiva más amplia.

“Las cosas que parecían tan importantes ya no lo son tanto”, dijo Perry Goldman, director en Nueva York de la consultora Montieth and Company, quien tenía planeado celebrar su boda en Brooklyn a finales de marzo antes de la reciente imposición de restricciones en Nueva York.

“Porque esto es una cosa muy seria”, dijo.

Información de Noor Zainab Hussain reported desde Bangalore; información adicional de Steve Jewkes desde Bolonia; escrito por Philip Pullella; editado por Mike Collett-White; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below