March 13, 2020 / 12:38 PM / 5 months ago

El debate ofrece a Biden y Sanders una oportunidad de salvar la división en los demócratas

WASHINGTON, 13 mar (Reuters) - Después de todo el rencor de la carrera presidencial demócrata, el favorito Joe Biden tiene la oportunidad en el debate del domingo de tender una rama de olivo a su rival Bernie Sanders y a sus fervientes partidarios izquierdistas en un intento por lograr la unidad del partido antes de la lucha por las elecciones generales.

FOTO DE ARCHIVO: El candidato presidencial demócrata para el 2020, el senador Bernie Sanders, hace un comentario mientras el ex vicepresidente Joe Biden escucha durante el décimo debate presidencial demócrata para el 2020 en el Gaillard Center en Charleston, Carolina del Sur, EEUU el 25 de febrero de 2020. REUTERS/Jonathan Ernst/Archivo Foto

Biden y Sanders se enfrentarán en lo que puede ser el debate final de la contienda de la nominación demócrata. Biden supera a Sanders en delegados después de una serie de victorias en las primarias, y los comicios de la próxima semana podrían poner al exvicepresidente en un camino casi imparable hacia la nominación.

El centrista Biden puede estar ahora en posición de tratar de encontrar un terreno común con Sanders, un progresista demócrata, en un movimiento que podría ayudar a reparar la fisura en el partido entre moderados y progresistas, según los veteranos del Partido Demócrata.

“El debate del domingo podría ser un paso importante para sanar y fortalecer el partido”, dijo Hari Sevugan, recientemente asesora del excandidato presidencial Pete Buttigieg. “Una conversación mesurada y respetuosa podría llegar muy lejos”.

El ganador de las primarias demócratas se enfrentará al presidente republicano Donald Trump en las elecciones del 3 de noviembre.

Biden no es propenso a entrar en conflicto con sus compañeros demócratas. La pregunta sigue siendo si el combativo Sanders, senador por Vermont, seguiría el ejemplo o trataría de dibujar un claro contraste entre los dos candidatos.

Algunos demócratas dicen que las persistentes tensiones entre Sanders y su rival Hillary Clinton en 2016 jugaron un papel en la amarga derrota de la candidata ante Trump.

Después de ser derrotado por Biden en Michigan y otras primarias el martes, Sanders pareció señalar que estaba menos interesado en atacar a Biden personalmente y más decidido a empujarlo a abordar cuestiones como la cobertura universal de salud, la asequibilidad de la universidad, el cambio climático y la pobreza.

La pandemia del coronavirus probablemente añadirá un nivel de solemnidad al debate, lo que también podría minimizar el conflicto entre ambos, dijeron los estrategas. El debate se trasladó a Washington desde Arizona y no tendrá audiencia en directo debido a la preocupación sobre el brote.

Para Biden, el reto puede ser averiguar cómo enhebrar la aguja de expresar el apoyo a los esfuerzos de Sanders sin alinearse con sus políticas.

Biden puede decir que “aunque comparten los mismos objetivos, difieren en la fórmula”, dijo Sevugan.

Información de Amanda Becker y James Oliphant; editado por Colleen Jenkins y Peter Cooney; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below