March 8, 2020 / 1:42 PM / 5 months ago

"Enjaulado" por la alarma del coronavirus, el papa reza el ángelus por internet

CIUDAD DEL VATICANO, 8 mar (Reuters) - Afirmando sentirse “enjaulado”, el papa Francisco ofició el domingo el rezo del ángelus a través de internet desde el interior del Vaticano en lugar de hacerlo como de costumbre asomado a una ventana, a fin de evitar la concentración de multitudes durante el brote de coronavirus que sacude Italia.

El papa Francisco ofrece su rezo semanal del ángelus a través de un vídeo mostrado en una pantalla gigante en la plaza de San Pedro en el Vaticano, el 8 de marzo de 2020. REUTERS/Remo Casilli

No obstante, se acercó a la ventana y saludó a los varios cientos de fieles reunidos en la enorme plaza de San Pedro, que con frecuencia ocupan decenas de miles de personas. La mayoría mantenía una distancia prudencial entre los circundantes mientras veían al Papa oficiar el servicio a través de cuatro pantallas gigantes.

“Este rezo del ángelus de hoy es un poco extraño con el papa enjaulado en la biblioteca, pero os puedo ver y estoy cerca de vosotros”, dijo el pontífice.

Se trata de la primera vez que Francisco se salta el oficio del servicio religioso y la lectura de su discurso asomado a la ventana desde su investidura en 2013, sin contar las veces que ha viajado fuera de Roma.

Francisco parece haberse recuperado de un resfriado que la semana pasada lo obligó a saltarse un retiro de Cuaresma con altos cargos del Vaticano cerca de Roma.

“Tengo presente en mis oraciones a las personas que están sufriendo debido a la actual epidemia de coronavirus así como a todos aquellos que están cuidando de ellos”, dijo, de pie en la sala de frescos que usada principalmente para audiencias privadas.

El líder religioso animó a los fieles “a vivir este difícil momento con la fuerza de la fe, la certeza de la esperanza y el fervor de la caridad”. Finalmente la ventana se abrió para permitir que el papa saludara brevemente y en silencio.

Algunos de los presentes eran peregrinos que han recorrido un largo camino con la esperanza de recibir la bendición del pontífice.

“Estoy muy decepcionada”, dijo Pamela Kennedy, una ciudadana estadounidense de 66 años procedente de Yukon, en el estado de Oklahoma, que se encontraba en la plaza junto a su marido, Bill.

“Empezamos a planear este viaje hace un par de años para celebrar nuestro vigésimo aniversario de boda y el de mi conversión al catolicismo”, dijo a Reuters.

Italia ha impuesto el domingo el aislamiento virtual de una amplia franja de su rica área norte, incluida la capital financiera del país, Milán, en un nuevo y drástico intento por tratar de contener la rápida propagación del coronavirus. El Gobierno también ha impuesto otras restricciones por todo el país, como el cierre de museos.

Una fuente del Vaticano anunció que los museos de la ciudad-Estado, que reciben seis millones de visitantes al año, permanecerán cerrados a partir del lunes.

Durante su discurso, Francisco también pidió el fin del conflicto en el noroeste de Siria, donde casi un millón de personas han sido desplazadas por causa de una ofensiva de tres meses de las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Asad apoyada por Rusia.

“No deberíamos apartar la vista de esta crisis humanitaria”, dijo Francis.

Información de Philip Pullella; editado por Mark Potter; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below