February 21, 2020 / 11:34 AM / in 3 months

La Eurocopa 2020 sigue siendo sólo un sueño para el orgullo de Kosovo

NEUCHATEL, Suiza, 21 feb (Reuters) - El notable auge del fútbol internacional de Kosovo se atribuye a menudo a la pasión de los jugadores que representan a un país recién independizado, pero el entrenador Bernard Challandes afirma que se ha tratado tanto de orgullo como de un buen fútbol.

El entrenador de Kosovo, Bernard Challandes, habla con los jugadores durante el entrenamiento en el estadio de St Mary's, Southampton, Reino Unido - 9 de septiembre de 2019 Imágenes de acción a través de Reuters/Andrew Boyers/Archivos

Menos de cuatro años después de haber sido aceptados como miembros de la FIFA, Kosovo está a dos apasionantes partidos de meterse en la Eurocopa 2020, habiendo llegado a las eliminatorias del próximo mes después de una notable racha en la que se mantuvo 15 partidos invicto, incluyendo victorias sobre la República Checa y Bulgaria.

El intrépido estilo de ataque de Kosovo ha sido tan impresionante como sus resultados.

“Estudié el potencial del equipo antes de aceptar el trabajo y quedó claro que se trata de buenos jugadores de fútbol”, dijo a Reuters el veterano entrenador suizo Bernard Challandes en una entrevista.

“Como todos los jugadores de los Balcanes, les encanta el balón, tienen buena técnica, les gusta el regate”.

Challandes dijo que eso encajaba con sus propias ideas.

“Ese es mi fútbol como entrenador”, dijo Challandes. “Mi fútbol siempre ha sido positivo, muy ofensivo, con mucha presión y con riesgo. No se trata de la estética, yo tengo claro que me da más posibilidades de ganar”.

Cuando se hizo cargo en 2018, Challandes dijo que su objetivo era “construir un equipo con una filosofía de partido, y con disciplina”.

Los resultados, dijo, eran sólo la consecuencia de las acciones.

Sin embargo, los resultados superaron todas las expectativas y el ascenso de Kosovo en los últimos dos años ha sido una de las historias más notables del fútbol internacional.

El país de 1,8 millones de habitantes, que declaró su independencia de Serbia en 2008, fue finalmente aceptado como miembro de la UEFA, y luego de la FIFA, en 2016.

Se calcula que unos 800.000 kosovares viven en el extranjero y Challandes se ha dedicado gran parte del tiempo a rastrear esta diáspora en busca de posibles jugadores y a ver vídeos en busca de nuevas incorporaciones, a menudo compitiendo con Albania, Suiza, Alemania y otras naciones que buscan ganarse la lealtad de estas nuevas promesas.

Aunque el delantero Mergim Berisha aceptó una convocatoria de la selección alemana sub-21 y otros han ido con Suiza, otros muchos han elegido Kosovo. Se podría decir que el fichaje más importante fue del delantero Valon Berisha, que jugó 20 veces con Noruega antes de cambiarse en 2016.

NACIONES MÁS GRANDES

Challandes dijo que podía entender por qué los jugadores elegían naciones más grandes y que no se interpondría en su camino.

“Los jugadores deben decidir con una mente futbolística”, dijo. “Un jugador moderno quiere jugar en el campeonato europeo, en la Copa del Mundo, en una de las mejores ligas de Europa. La elección de la selección nacional es acerca de cómo tiene una mejor oportunidad de lograr estos objetivos y, para mí, eso está bien”.

Pero Challandes añadió que los jugadores se enfrentarían inevitablemente a una feroz competición por las plazas si eligieran Alemania o Suiza, y que el hecho de jugar en Kosovo había ayudado a numerosos jugadores en sus carreras en los clubes. “Es un hermoso escaparate”, dijo.

Challandes dijo que la historia de Kosovo significaba que los jugadores sentían un orgullo especial.

“Estos jugadores están hambrientos, sus familias están detrás de ellos, todo el país está detrás de ellos y lo sienten”, dijo. “Es muy difícil para los oponentes jugar en Pristina.”

Pero no le gusta detenerse en la situación política.

“No quiero hablar mucho de eso. Sé que existe, que muchos de estos jugadores dejaron el país con sus familias durante la guerra o nacieron en el extranjero, todo esto pertenece a la historia”, dijo. “Sólo quiero pensar en el fútbol.”

La primera eliminatoria de Kosovo será a domicilio contra Macedonia del Norte y luego deberán vencer a Georgia o Bielorrusia, también a domicilio, para clasificarse para la Eurocopa 2020.

“Sigue siendo sólo un sueño”, dijo Challandes. “Tenemos dos partidos muy difíciles que jugar, ambos fuera de casa. No quiero demasiada presión, no quiero hablar demasiado del campeonato europeo”.

“Pero todo gran logro comienza con un sueño”.

Información de Brian Homewood; editado por Ed Osmond; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below