February 10, 2020 / 12:06 PM / 2 months ago

BREAKINGVIEWS-El mundo rico, mejor protegido del impacto económico del virus en China

MUMBAI, 10 feb (Reuters Breakingviews) - El brote de coronavirus en China tiene consecuencias económicas de alcance tan grande como la propia propagación de la infección. Las cuarentenas en ciudades y el temor al contagio suponen un reto para el intento de la segunda economía más grande del mundo de retomar la actividad ante una epidemia que ya ha matado al menos a 908 personas. Países de rentas altas como Australia, Japón y Corea del Sur sufrirán a causa de sus vínculos comerciales con la República Popular. Pero las naciones pobres que dependen más de China para el comercio, el turismo y la financiación serán las más afectadas.

Mujeres con mascarilla viajan en metro por la mañana después del prolongado día festivo del Año Nuevo Lunar causado por el nuevo brote de coronavirus, en Pekín, China, el 10 de febrero de 2020.

Estados Unidos es el país que más se queja de que importa más de China de lo que exporta, pero tiene un grupo relativamente diversificado de socios comerciales y depende menos de las exportaciones para impulsar el crecimiento. China fue la fuente de una quinta parte de las importaciones estadounidenses en 2019 y el destino de sólo el 7% de sus exportaciones, según datos del Fondo Monetario Internacional.

Es cierto que algunas compañías estadounidenses como Apple (valorada en bolsa en 1,4 billones de dólares) o Starbucks (100.000 millones de dólares) están altamente expuestas a los trastornos provocados por el virus. Por ejemplo, la cadena de cafeterías ha cerrado la mitad de sus establecimientos en China. Y una desaceleración, por leve que sea, en el crecimiento de Estados Unidos tendrá un impacto enorme en la actividad económica mundial. Pero el dolor entre las economías ricas será mayor para aquellas que estén más cerca de la fuente del brote viral.

Australia y Corea del Sur, que representan cada una alrededor del 2% del PIB mundial, son particularmente vulnerables. La primera ya está padeciendo los meses de incendios forestales y depende de China para casi un cuarto de las importaciones y más de un tercio de las exportaciones. Además de las materias primas, los servicios relacionados con la educación son los que más divisas generan, ya que casi dos de cada cinco estudiantes internacionales proceden de China. Muchos viajaron a casa para las vacaciones del Año Nuevo Lunar y ahora están atrapados allí debido a la prohibición australiana sobre los viajes desde China. Algunos se quejan ahora de ser tratados como gallinas de los huevos de oro y pueden ser reacios a regresar.

Corea del Sur es dependiente de manera similar. Hyundai Motor, el mayor fabricante de automóviles del país, ya ha suspendido la producción en sus fábricas de origen porque la interrupción en China significa que no puede obtener las piezas que necesita. Las empresas locales no están en condiciones de hacer frente a muchas dificultades, dados sus escasos ingresos y sus altos ratios de deuda con respecto a los ingresos, según ANZ. La economía surcoreana ya estaba preparada para crecer el año pasado al ritmo más lento desde la crisis financiera y el gasto de los consumidores se verá afectado aún más por la prohibición de Pekín a la salida de turistas desde China, que es la mayor fuente de visitantes para Corea del Sur.

El país más expuesto en términos absolutos es Japón, cuya economía representa casi el 6% de la producción mundial. China es la fuente de aproximadamente una quinta parte de sus importaciones y el destino de aproximadamente la misma proporción de exportaciones. Las perturbaciones relacionadas con los virus ya están dejando su huella. Las operaciones del fabricante de automóviles Honda Motor y del minorista Fast Retailing en la República Popular se han visto afectadas, mientras que Hitachi anticipa un impacto en su cadena de suministro. El sector de servicios de Japón también se verá perjudicado, ya que depende de un flujo abundante de turistas chinos: unos 8 millones de chinos visitaron Japón en 2018, según la Organización Mundial del Turismo.

La triste realidad, sin embargo, es que las naciones pobres son las que más se encuentran en peligro de descarrilar. Más de la mitad de los países que más dependen de las importaciones y exportaciones chinas son aquellos cuyo PIB per cápita es la mitad del de la República Popular.

Algunos, como Mongolia, Myanmar y Vietnam están expuestos en tres frentes: el comercio, el turismo y la inversión extranjera directa. Mongolia envía más del 90% de sus exportaciones a China. Y las sandías, por ejemplo, se pudren en los campos de Myanmar porque la logística en la frontera está trabada. Las inversiones y contratos chinos equivalieron al 17% del PIB de Camboya el año pasado, y casi el 14% para las Islas Salomón, según datos del China Global Investment Tracker del American Enterprise Institute. Los flujos de fondos se verán mermados, al menos a corto plazo, si Pekín insta a las empresas a reorientar el gasto hacia el mercado interno.

A pesar de toda la incertidumbre, el brote de coronavirus es un claro recordatorio de los riesgos de la creciente dependencia del mundo de la República Popular, donde el crecimiento está impulsado cada vez más por el consumo interno. La capacidad de Pekín de controlar la propagación del virus para que las fábricas puedan reabrir y la gente pueda volver a las calles y gastar determinará la rapidez con que se recupere la actividad económica dentro de las fronteras de China y mucho más allá.

- Gráfico: Dependencia de China:

tmsnrt.rs/2uzn1D9

www.datawrapper.de/_/BVlke

(La autora es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad exclusiva de su autora)

editado por Swaha Pattanaik, Katrina Hamlin y Oliver Taslic. Graphic by Vincent Flasseur.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below