December 27, 2019 / 4:37 PM / 25 days ago

Con un cómic uigur, una artista japonesa de manga busca destacar el "sufrimiento" cotidiano

TOKIO, 27 dic (Reuters) - Una artista japonesa, cuyos cómics de manga sobre una mujer uigur se volvieron virales, quiere usar el poder de su trabajo para generar conciencia sobre el “sufrimiento diario” de la mayoría china musulmana, dijo a Reuters.

Foto de archivo. La portada de del comic "What Has Happened to Me" (Lo que me ha pasado) de la artista japonesa Tomomi Shimizu. Imagen obtenida por un tercero. 17 de diciembre de 2019. SHIMIZU@SWIM_SHU vía Reuters.

Con “What Has Happened to Me” (Lo que me ha pasado), un cómic de manga que ha sido traducido a 10 idiomas, incluyendo mandarín, uigur e inglés, y ha sido visto más de 330.000 veces online, la artista Tomomi Shimizu se ha ocupado de un tema que muchos países occidentales ven como evidencia del abuso de los derechos humanos por parte de Pekín.

En paneles de dibujos en blanco y negro, Shimizu cuenta la historia de Mihrigul Tursun, una mujer uigur real que ahora vive en Estados Unidos y dice que fue golpeada y detenida en China por ser uigur.

“El tema uigur ha sido bien conocido por las personas que se dedican a la política. Pero poco se sabe entre el público en general. La brecha es asombrosa”, dijo Shimizu, de 50 años, en una entrevista con Reuters.

“Decidí usar el manga para este fin porque creo que el manga tiene poder de transmitir cosas a personas de una manera fácil de entender”, agregó.

Shimizu, quien ha escrito otro cómic sobre los uigures, parece no ser ajena a la política, ya que ha expresado su apoyo en su cuenta de Twitter a temas generalmente respaldadas por la derecha de Japón.

Naciones Unidas y grupos de derechos humanos estiman que entre 1 y 2 millones de personas, en su mayoría musulmanes uigures, han sido detenidas en duras condiciones en la región de Xinjiang, al noroeste de China, como parte de lo que Pekín llama una campaña antiterrorista.

China ha dicho que Xinjiang enfrenta una amenaza de militantes islámicos y separatistas.

Pekín rechaza las acusaciones de maltrato y niega el internamiento masivo, diciendo que simplemente está buscando poner fin al extremismo y a la violencia en Xinjiang mediante la educación y que está ofreciendo a los uigures mejores perspectivas de empleo con entrenamiento vocacional.

El Ministerio de Relaciones Exteriores chino no respondió inmediatamente a un pedido de comentarios. El gobierno del país ha acusado a Tursun de difundir mentiras sobre su tiempo en Xinjiang y negó fuertemente sus acusaciones de maltrato.

Shimizu expresó alguna vez su oposición a China, pero dice que no busca utilizar el tema uigur para difamar al país.

Información adicional de Ben Blanchard en Pekín. Escrito por Kiyoshi Takenaka. Editado en español por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below