December 16, 2019 / 12:02 PM / 4 months ago

REPORTAJE-De Twitter a la calle: la nueva generación también protesta en Tailandia

BANGKOK, 16 dic (Reuters) - No fueron sólo las medidas para prohibir el partido de las oposición más crítico con el Gobierno de Tailandia las que llevaron a Gift a la calle por primera vez.

Chattip Aphibanpoonpon, de 25 años, habla con Reuters durante un repentino mitin no autorizado del partido progresista Future Forward Party en Bangkok, Tailandia, el 14 de diciembre de 2019. REUTERS/Matthew Tostevin

A esta arquitecta paisajista de 25 años de edad también la activaron los comentarios que criticaban a su generación por no ser lo suficientemente valiente como para ir más allá de los comentarios en internet y atacar a un sistema controlado por el ejército desde las elecciones que pusieron fin al dominio de una junta militar.

Ella y otros novatos en las movilizaciones se unieron a veteranos de las turbulentas décadas de protestas callejeras en Bangkok en la manifestación de este fin de semana, la más grande desde el golpe de Estado de 2014.

“Dicen que la nueva generación sólo existe en las redes sociales, así que estamos aquí para demostrar que también tenemos voz”, dijo Chattip Aphibanpoonpon, quien, como muchos tailandeses, se presenta utilizando su apodo.

“El conflicto solía ser de gente dividida. Ahora es una batalla entre los militares y el pueblo. No es justo.”

En un país que ha sufrido durante mucho tiempo protestas sangrientas - interrumpidas por golpes de Estado bajo el pretexto de acabar con las manifestaciones -, la manifestación pacífica del sábado fue un recordatorio de la tensión que se está generando rápidamente entre las instituciones y la población que pide cambios.

En primer plano se encuentra el multimillonario de 41 años Thanathorn Juangroongruangkit, a quien recientemente se le prohibió ser miembro del Parlamento y cuyo partido Futuro Adelante se enfrenta a la disolución.

En ambos casos, los partidarios del partido creen que los argumentos jurídicos son falsos y persiguen eliminar el reto que plantean al primer ministro Prayuth Chan-Ocha, el exlíder de la junta que permaneció en el poder después de las elecciones de marzo, que según la oposición fueron un fraude.

ES SOLO EL COMIENZO

“Esto es solo el comienzo”, dijo Thanathorn a los manifestantes que llenaban la calle al sol del atardecer entre un centro comercial de Bangkok y una galería de arte.

La protesta fue convocada un día antes como una “flash mob” o movilización relámpago en el Facebook Live de Thanathorn y un solo tuit que obtuvo cerca de 67.000 retuits y 41.000 “me gusta”.

Precisamente es la influencia de Futuro Adelante en las redes -así como sus compromisos de cambiar la constitución redactada por el ejército y de poner fin al servicio militar- lo que preocupa al ejército.

El jefe del ejército, Apirat Kongsompong, ha dicho que Tailandia se enfrenta a una situación de “guerra híbrida” contra un movimiento al que acusa de intentar utilizar las redes sociales para aglutinar a la gente en contra del ejército y la poderosa monarquía.

“Los jóvenes son entusiastas, decididos y llenos de energía, pero no ven con claridad los trucos de los políticos”, dice Warong Dechgitvigrom, un político de derechas que ve en Futuro Adelante una amenaza existencial para Tailandia y su monarquía.

La portavoz del Gobierno, Narumon Pinyosinwat, dice que el partido debería expresar sus opiniones a través del parlamento y no en la calle, pero no cree que la situación se agrave.

La elevada participación en la manifestación fue un reflejo del creciente compromiso político entre los jóvenes, pero no es seguro que vaya a dispararse, dice Titipol Phakdeewanich, decano de la facultad de ciencias políticas de la Universidad de Ubon Ratchathani.

“No veo que se convierta en un movimiento serio como en el pasado o a la escala de Hong Kong”, dijo.

La amplia cobertura en las redes sociales puso de relieve hasta qué punto la oposición va por delante del Gobierno en dicho frente.

Thanathorn tiene 1,1 millones de seguidores en Facebook y 670.000 en su cuenta de Twitter @Thanathorn_FWP, en comparación con los 770.000 de Prayuth y los 55.000 de @prayutofficial en Twitter.

Esta influencia peso de los medios sociales ayudó a Futuro Adelante a ocupar el tercer lugar en las elecciones de marzo, detrás del tradicional partido de oposición Pheu Thai y un partido promilitar que apoya a Prayuth.

La pregunta es si el activismo en la red se traduce en una disposición a salir a la calle. Y no solo han sido los partidos tradicionales los que han recibido críticas.

Antes del mitin del sábado, el veterano activista Anurak Jeantawanich criticó a los partidarios de Futuro Adelante como gente “que solo usan ‘hashtags’, pero tienen miedo de salir a la calle”. Si acudieran menos de 2.000 personas, “más valdría dejar que el partido se disuelva”, dijo.

A la movilización asistieron varios miles de personas, aunque no los más de 10.000 que afirman los organizadores.

NO SOLO DARLE A LA TECLA

“Vengo de las redes sociales”, dice un cartel de Pisit Iewlatanawadee, un empresario de 29 años de edad de Nakhon Pathom, en el centro de Tailandia.

“No solo somos buenos dándole a la tecla”, dijo. “También queremos participar en la oposición al Gobierno autoritario.”

Rafah Supanphong, de 25 años, dice a Reuters: “Siguen diciendo que solo somos valientes en las plataformas online, y eso me animó a salir.”

Los manifestantes más jóvenes se unieron a muchos “camisas rojas” mayores que recordaron años de enfrentamientos callejeros y disparos en las movilizaciones en apoyo al derrocado primer ministro populista Thaksin Shinawatra, en enfrentamientos con los “camisas amarillas”, defensores del orden institucional.

En la protesta del fin de semana, los veteranos manifestantes de Thaksin se sentaban a comer arroz en recipientes de mimbre mientras cerca los jóvenes se sacaban “selfies”.

Anteriormente, el partido Pheu Thai del autoexiliado Thaksin dijo que apoyaba la manifestación de su “hermano pequeño” Thanathorn.

Un pequeño grupo de policías desafió a los organizadores por celebrar una manifestación sin previo aviso, pero no intentaron detenerla. El lunes, la policía dijo que estaban investigando si se había infringido la ley.

Futuro Adelante dijo que no había sido un mitin político, por lo que no necesitaba avisar.

El próximo desafío para las autoridades es una “Carrera contra la dictadura” que los activistas están organizando para el 12 de enero. Una página de Facebook ya tiene más de 28.000 “me gusta”.

Al igual que muchos de los que se unieron a la protesta del sábado, Chattip no es una radical moldeada por las penurias en un país donde tradicionalmente la divisoria política ha estado entre una élite con sede en Bangkok y las zonas del norte y el noreste del país, más pobres.

Slideshow (2 Images)

Trabaja en una empresa que se enorgullece de sus armoniosos diseños de jardines y paisajes. Su Instagram incluye buena comida, amigos sonrientes y aventuras en el extranjero.

“La clase media tiende a no querer participar porque podemos permitirnos vivir normalmente sin importar quién esté en el Gobierno. Pero no es así como debe ser”, dijo.

“Queremos recuperar la democracia... Ha llegado el momento”.

información adicional de Jiraporn Kuhakan; Escrito por Matthew Tostevin; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below