November 30, 2019 / 9:27 AM / in 16 days

La líder opositora de Perú Keiko Fujimori sale en libertad después de 13 meses en prisión

LIMA, 29 nov (Reuters) - La líder opositora en Perú, Keiko Fujimori, salió en libertad el viernes después que el Tribunal Constitucional anulara su prisión mientras la investigan por presunto lavado de activos y recibir aportes ilegales de la empresa brasileña Odebrecht.

Líder de la oposición peruana Keiko Fujimori besa a su marido Mark Vito Villanella luego de ser liberada de una prisión de Santa Monica, en Lima, Perú, 29 de noviembre 2019. REUTERS/Guadalupe Pardo

Fujimori, de 44 años, salió del penal ubicado cerca a la ciudad de Lima en medio de vivas de decenas de simpatizantes que la esperaban afuera desde hacía varias horas, con globos y pancartas con la foto del rostro de la política.

Junto a sus partidarios estaba su marido, el estadounidense Mark Vito Villanella, quien había estado en huelga de hambre desde hace unas dos semanas en las afueras del penal en protesta por la prisión de Keiko Fujimori.

“He vivido el momento más doloroso de mi vida”, dijo la política a periodistas. “El Tribunal Constitucional ha corregido un proceso lleno de abusos y arbitrariedades”, agregó la hija del expresidente Alberto Fujimori.

Un juez había enviado a Keiko Fujimori a prisión preventiva en octubre del año pasado, a petición de la fiscalía, al considerar que la política opositora estaba obstruyendo las investigaciones de corrupción.

Las pesquisas buscan probar si Fujimori, quien niega las acusaciones, lideró una organización criminal con su partido político y recibió de forma irregular 1,2 millones de dólares de Odebrecht para su campaña electoral del 2011, según la fiscalía.

Recientemente, prominentes empresarios declararon ante la fiscalía que otorgaron importantes sumas de dinero en efectivo a Keiko Fujimori para sus campañas electorales.

Keiko Fujimori, antes de dirigirse a su casa en un vehículo resguardado por la policía, afirmó que primero se dedicará a disfrutar el tiempo con su familia y luego “más adelante decidiré qué hacer en la segunda etapa de mi vida”.

“He tenido la oportunidad de reflexionar y darme cuenta también que habido cosas que he podido hacer mejor”, dijo, antes de saludar a al menos unos 500 simpatizantes.

El Tribunal Constitucional ordenó el lunes la excarcelación de la política con cuatro votos a favor y tres en contra, una decisión que fue criticada por los detractores de Fujimori.

La decisión se produce en momentos en que el país se apresta a realizar en enero del 2020 elecciones legislativas, después de que el presidente Martín Vizcarra disolviera el Congreso, que tenía como mayor bloque al partido Fuerza Popular de Fujimori, en medio de un enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición.

Fuerza Popular ha anunciado que participará en los comicios, pero Keiko Fujimori ha dicho que no postulará.

Su padre, que gobernó el país entre 1990 y 2000, está cumpliendo una condena de 25 años de prisión por acusaciones de violación a los derechos humanos, después de que la Corte Suprema de Perú anulara un indulto humanitario concedido a finales del 2017.

El clan Fujimori divide a Perú. Muchos recuerdan al expresidente como un líder que salvó al país del terrorismo y la hiperinflación; pero sus detractores dicen que persiguió a sus rivales políticos para mantenerse en el poder y juzgó a rebeldes de izquierda en tribunales con jueces encapuchados.

Mark Vito Villanella, esposo de la líder opositora en Perú Keiko Fujimori, espera que Fujimori sea liberada de la prisión de Santa Mónica, Lima, Perú, 29 de noviembre de 2019. REUTERS/Guadalupe Pardo

El fiscal José Domingo Pérez, quien lidera las investigaciones a Fujimori dijo a periodistas que ha pedido al Poder Judicial que plantee la nulidad de la sentencia del tribunal que permitió la liberación de la política.

Perú encara una ola de investigaciones de corrupción contra la firma constructora brasileña Odebrecht que ha involucrado a cuatro expresidentes. Pedro Pablo Kuczynski tuvo que renunciar y el exmandatario Alan García se suicidó para evitar su captura.

Asimismo, Ollanta Humala está esperando un juicio con libertad restringida acusado de recibir financiación electoral de Odebrecht y Alejandro Toledo está preso en Estados Unidos a la espera de su extradición por el caso de la firma brasileña.

Información de Marco Aquino y María Cervantes, Editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below