November 27, 2019 / 1:07 PM / in 10 days

Luis Enrique tomó la decisión de no contar con Moreno por "desleal"

MADRID, 27 nov (Reuters) - El seleccionador español, Luis Enrique, ha dicho que decidió prescindir de su segundo entrenador y sucesor, Robert Moreno, porque éste quería hacerse cargo del equipo en la Eurocopa 2020 antes de dejarle volver.

El entrenador de España Luis Enrique con la camiseta después de la conferencia de prensa en la sede de la Federación Española de Fútbol, Las Rozas, España - 27 de noviembre de 2019 REUTERS/Susana Vera

Luis Enrique renunció a su puesto en junio para pasar más tiempo con su hija Xana, enferma de cáncer, que falleció en agosto a la edad de nueve años.

Su antiguo ayudante, Moreno, le sucedió y ayudó a España a clasificarse para la Eurocopa 2020 como primera de grupo, pero tuvo un final poco ceremonioso de su corto periodo como seleccionador y dejó el cargo tras la victoria por 5-0 de España sobre Rumania el 18 de noviembre.

Moreno se negó a dar una conferencia de prensa después de ese partido, en medio de una enorme confusión, pero al día siguiente se confirmó que Luis Enrique iba a regresar como entrenador del equipo.

“El único responsable de que Robert Moreno no esté en mi ‘staff’ soy yo”, dijo Luis Enrique en una rueda de prensa en su presentación como seleccionador de España el miércoles.

“Hay una reunión con Robert Moreno y él me dice que quiere ir a la Eurocopa y me dice que si quiero, después de la Eurocopa sería mi segundo entrenador.”

“Me lo veía venir, entiendo que le haga ilusión, que es la oportunidad de su vida y que es ambicioso, pero para mí es ser desleal y no quiero a nadie así en el staff”.

Moreno trabajó primero junto a Luis Enrique en el equipo del Barcelona B y lo siguió al AS Roma, al Celta de Vigo y de vuelta al Barça, para luego incorporarse a su cuerpo técnico cuando consiguió el puesto en la selección española en julio de 2018.

“Entiendo su posición pero no lo comparto. Le digo que ya no lo veo como mi segundo y que me veo fuerte”, añadió Luis Enrique.

“Para mí, la ambición desmedida no es una virtud, sino un gran defecto.”

El exentrenador del Barcelona dijo que no pidió volver al cargo al presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, sino que este y el director deportivo José Francisco Molina le ofrecieron la oportunidad de volver.

“Me gustaría dejar de remover la basura y mirar hacia adelante. No soy el bueno de la película, pero el malo tampoco”, añadió.

Información de Richard Martin; traducido por Andrea Ariet

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below