November 25, 2019 / 1:05 PM / 12 days ago

ANÁLISIS: Salvini recupera su euroescepticismo, con críticas al euro y al fondo de rescate

ROMA, 25 nov (Reuters) - Matteo Salvini ha abandonado recientemente las amenazas de sacar a Italia de la zona euro, pero el líder de extrema derecha está alarmando a las autoridades europeas con un nuevo objetivo para su ira euroescéptica: el plan de reforma del fondo de rescate de la región.

FOTO DE ARCHIVO: El líder del partido de la Liga Matteo Salvini saluda a sus seguidores después de una manifestación antigubernamental en Roma, Italia, el 19 de octubre de 2019. REUTERS/Remo Casilli/File Photo

Los ministros de finanzas de la zona euro acordaron el proyecto de reforma del fondo, conocido como el Mecanismo de Estabilidad Europea (MEDE, o, como también se le conoce por sus siglas en inglés, ESM), en junio y sus líderes deben formalizarlo el mes que viene.

Sin embargo, los cambios han desencadenado una tormenta política en Italia, alimentada por el partido de la Liga de Salvini, actualmente en la oposición. El Gobierno se encuentra bajo presión para que retrase o intente modificar el tratado de reforma, y cada vez hay más preocupación entre los socios de Italia.

El comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, se desplazó a Roma el viernes para discutir el tema con el primer ministro Giuseppe Conte, y dijo a los periodistas que la reforma era buena para Europa y para Italia.

El Banco de Italia y algunos economistas de renombre han expresado su preocupación por las propuestas de reforma del MEDE que facilitan la reestructuración de los bonos soberanos en caso de crisis financiera. Esto podría dañar potencialmente la confianza del mercado en la deuda de Roma, argumentan.

En el caso de Salvini el tono es más contundente.

“Aprobar los cambios del MEDE significaría la ruina para millones de italianos y el fin de nuestra soberanía nacional”, dijo la semana pasada. Acusa al Gobierno de “traición” al tratar de aprobar medidas contra los intereses nacionales sin el consentimiento del Parlamento.

Salvini, un populista de 46 años cuyo mensaje rotundo y antiinmigrante es aplaudido por millones de italianos, parece encontrarse en camino de ser el próximo primer ministro, posiblemente el próximo año si la debilidad del Gobierno actual desemboca en la celebración de unas elecciones anticipadas.

Detrás de su furia contra el MEDE se esconde una hábil maniobra política para mantener unido a un partido en crecimiento con una parroquia cada vez más amplia, dijo un miembro de la Liga a Reuters.

La Liga se ha convertido con diferencia en la fuerza política más popular de Italia, con el apoyo de un 33% de los votantes, según las encuestas. Entre ellos se encuentran fervientes nacionalistas que quieren sacar a Italia del euro y conservadores más moderados que se oponen a grandes convulsiones.

El primer grupo está encabezado por el portavoz de economía de la Liga, Claudio Borghi, y Alberto Bagnai, un economista antieuro que dirige la comisión de finanzas del Senado. El segundo está encarnado por la pragmática mano derecha de Salvini, Giancarlo Giorgetti y Luca Zaia, cabeza del partido para la rica región norteña del Véneto.

Salvini debe realizar un constante acto de equilibrio entre los dos grupos.

ADIÓS AL RECHAZO AL EURO

Muchos nacionalistas de la Liga estaban consternados por el hecho de que Salvini hubiera abandonado su posición contra el euro durante el último año, una estrategia con la que trató de calmar las preocupaciones de los inversores sobre la posibilidad de que el partido liderara alguna vez un Gobierno italiano.

La feroz campaña contra el MEDE vuelve a galvanizar a los euroescépticos y no molesta a los moderados tanto como la perspectiva de un “Italexit”.

“Salvini ha hecho del #No ESM (No al MEDE) nuestro nuevo buque insignia para reemplazar a la campaña antieuro”, dijo un destacado parlamentario de la Liga, refiriéndose a un popular “hashtag” italiano en Twitter en las últimas semanas.

“Mantiene a bordo a aquellos que se identifican con Borghi y Bagnai sin trastornar demasiado a los mercados”, dijo la fuente, que pidió que no se le identificara.

Borghi y Bagnai han atacado la reforma del MEDE durante meses, pero sin el apoyo público de su líder recibieron poca atención. Ahora Salvini está recuperando el tiempo perdido, a pocas semanas de la aprobación de la reforma.

La semana pasada, con diatribas casi diarias, lo denunció como “un ataque a la democracia y a los ahorros de los italianos”, y prometió “oponerse al plan en todos los lugares y de todas las maneras”.

Ese es exactamente el tipo de lenguaje que usaba para hablar del euro.

Los críticos acusan a Salvini de hipocresía porque estaba en el poder mientras se negociaba la reforma del MEDE, pero nunca se pronunció en contra de la misma. La Liga abandonó la coalición gobernante en agosto.

Borghi dijo a Reuters que antes Salvini consideraba que el tema del MEDE era demasiado técnico para implicar a los votantes, pero que había decidido que ahora era el momento adecuado.

“Por supuesto, nunca podría haber dicho lo que decía al respecto sin el pleno consentimiento de Salvini”, dijo.

Roberto D’Alimonte, profesor de ciencias políticas en la Universidad Luiss de Roma, describió a Salvini como un oportunista para quien la campaña anti-MEDE, como la antieuro de antes, es un “juego político”.

“Salvini es políticamente inteligente y se mantiene en el medio, utilizando a Giorgetti y Borghi para atraer a diferentes segmentos del electorado”, dijo D’Alimonte.

“Puede mantener a todos juntos hasta que se convierta en primer ministro. Entonces tendrá que tomar decisiones y esa será la verdadera prueba”.

Información de Giuseppe Fonte y Gavin Jones; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below