November 8, 2019 / 11:31 AM / 7 days ago

El reto de Cataluña espera al próximo presidente de España

Por Joan Faus y Ingrid Melander

FOTO DE ARCHIVO: Un manifestante agita una Estelada durante una manifestación frente al aeropuerto en Barcelona, España, el 14 de octubre de 2019. REUTERS/Jon Nazca/File Photo

BARCELONA/MADRID, 8 nov (Reuters) - El pulso independentista en Cataluña se ha situado en la primera línea de la política española ante las elecciones generales del domingo, con disturbios callejeros, coches incendiados y escaparates rotos que han alimentado una postura cada vez más dura contra los separatistas por parte de los distintos partidos políticos.

Una consecuencia de esta agitación es que probablemente vaya a ser más difícil formar Gobierno si de las urnas no sale un ganador claro, como prevén todos los sondeos.

El mes pasado estallaron disturbios callejeros en Barcelona y en otras partes de Cataluña después de que nueve líderes independentistas fueran condenados a largas penas de prisión por su participación en un referéndum ilegal y la subsiguiente declaración de independencia de la comunidad autónoma en 2017.

Sin embargo, las cotas de violencia alcanzadas no tienen precedentes en lo que hasta ahora ha sido un movimiento mayoritariamente pacífico, elevando de nuevo la tensión en torno a la cuestión de la independencia.

Las multitudinarias manifestaciones de partidarios y opositores de la independencia pusieron de relieve las hondas divisiones existentes dentro de Cataluña, la región más rica de España.

También suscitó la firme oposición al separatismo catalán entre muchos de los partidos políticos españoles de ámbito nacional, así como entre muchos de los propios ciudadanos.

Incluso el presidente en funciones de España, Pedro Sánchez, que anteriormente se encontraba entre los actores políticos más abiertos al diálogo, ha adoptado una postura más inflexible en los últimos días, prometiendo endurecer la legislación penal contra el separatismo después de que las formaciones de derecha dijeran que estaba siendo demasiado blando con Cataluña.

“La convivencia está rota”, dijo a Reuters la principal candidata del conservador Partido Popular en Cataluña, Cayetana Álvarez de Toledo.

“Hay que reconocer que Cataluña está rota en dos, identificar al nacionalismo (catalán) como el gran responsable de esta ruptura, fortalecer el constitucionalismo”.

Vox, el partido de extrema derecha cuya popularidad había perdido fuelle tras acceder al Congreso por primera vez en las pasadas elecciones de abril, ha repuntado en las encuestas de opinión desde el inicio de los disturbios en Barcelona. Se espera que obtenga entre 40 y 49 escaños, siendo posible que doble los 24 con los que cuenta actualmente.

El partido, un recién llegado a la escena política española, ha enarbolado el estandarte de la lucha contra del separatismo catalán de forma implacable.

Vox “entiende los valores de todos los buenos españoles”, dijo el barcelonés Juan Ignacio Izquierdo en un mitin electoral celebrado en la ciudad catalana. “Cataluña es España y el lazo es irrompible.”

POSIBLES ALIANZAS

El Partido Socialista de Sánchez lidera las encuestas de opinión para las elecciones del domingo, pero se espera que no alcance una mayoría, lo que significa que necesitará de aliados para mantenerse en el poder.

Sin embargo, su postura más dura con respecto a Cataluña complicará una coalición de gobierno de izquierdas, ya que su potencial aliado, Unidas Podemos, insiste en que el diálogo con los separatistas es la única solución.

El apoyo de los parlamentarios independentistas catalanes, por su parte, será muy difícil de conseguir.

“El (próximo) presidente del Gobierno (...) no podrá seguir ignorando a más de dos millones de personas que votan inequívocamente por la independencia”, dijo a Reuters el candidato principal del partido separatista ERC, Gabriel Rufián.

El político catalán añadió que, dado que ni los votantes independentistas ni los que defienden la unidad de España desaparecerán de la noche a la mañana, se necesita emprender un diálogo político: “Eso nos obliga a hablar, nos obliga a sentarnos, a encontrar mesas de diálogo y de negociación.”

Mientras la intención de voto al Partido Popular ha ido en aumento, la de la formación de centroderecha Ciudadanos se ha ido desgastando debido a los enfrentamientos internos. La mayoría de las encuestas estiman que incluso la ira contra el separatismo catalán no servirá para darle la mayoría al bloque de derecha.

Sin embargo esta opción no puede descartarse del todo, ya que el número de votantes indecisos es muy elevado.

Otra opción sería que el PP apoye a Sánchez, o que se abstenga de votar en su contra. Pero a pesar del endurecimiento de la postura de Sánchez, ambas formaciones aún tienen puntos de vista muy diferentes en torno a Cataluña, lo cual podría ser un gran obstáculo de cara a un acuerdo.

Miquel Iceta, el líder de los socialistas en Cataluña, dijo a Reuters que el diálogo con los independentistas debe seguir encima de la mesa.

DIVISIONES CATALANAS

Lo que complica aún más las cosas son las divisiones en la propia Cataluña. Una encuesta realizada en julio mostró que el 44% de la población estaba a favor de la independencia frente a un 48,3% en contra.

Incluso entre las filas separatistas, los dos principales partidos, el grupo de izquierda ERC y el de centroderecha Junts per Catalunya, están divididos en cuanto a su estrategia. Su Gobierno de coalición es frágil y muy pronto podrían celebrarse unas elecciones autonómicas anticipadas.

Se espera que un tercer partido separatista de corte anticapitalista, con una actitud más tajante en cuanto al independentismo, la CUP, obtenga sus primeros escaños en el Congreso de los Diputados de España.

Y añadiendo más inestabilidad, no se descarta la posibilidad de que se repitan las elecciones generales en un futuro próximo.

“¿Vamos a otras elecciones otra vez hasta que salga lo que alguien quiera? Habrá que entenderse”, dijo Manuel López López, partidario del PP y vecino de Barcelona.

Entre tanto, en Cataluña se han convocado varias concentraciones independentistas para el sábado y se están enviando refuerzos policiales para garantizar que no se interrumpa el normal desarrollo de las elecciones.

Información de Joan Faus; Información adicional de Belén Carreño, Luis Felipe Fernández y Liza Feria; Escrito por Ingrid Melander; Editado por Angus MacSwan y Giles Elgood; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below