October 22, 2019 / 10:20 AM / a month ago

El Brexit, en una encrucijada: Johnson advierte al Parlamento en otra sesión crucial

Por Andrew MacAskill y Kylie MacLellan

FOTO DE ARCHIVO: Un hombre pasa por una valla electrónica que muestra un anuncio de la campaña del gobierno británico para el Brexit en Londres, Reino Unido, el 11 de septiembre de 2019. REUTERS/Toby Melville/File Photo

LONDRES, 22 oct (Reuters) - El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, dijo el martes al Parlamento que si los Comunes rechazan la legislación para el Brexit, abandonaría su intento de ratificar el acuerdo para dejar la Unión Europea y enfocaría en su lugar los esfuerzos en promover unas elecciones.

Con la fecha límite del 31 de octubre a la vuelta de la esquina, el Brexit se encuentra ante un escenario incierto, con el Parlamento dividido sobre cuándo y cómo se producirá la salida de Reino Unido de Europa, e incluso sobre el proceso de salida en sí.

Después de que la oposición lo obligara a pedir a la UE un retraso en contra de su promesa de no hacerlo, Johnson intenta a toda costa obtener luz verde de Westminster a una legislación que permitiría hacer efectivo su acuerdo “in extremis” sobre el Brexit, alcanzado la semana pasada con Bruselas.

En otra jornada frenética, los parlamentarios votarán alrededor de las 1800 GMT sobre el texto de 115 páginas del Proyecto de Ley de Salida, tras lo cual someterán a votación el calendario extremadamente limitado que tiene el Gobierno para aprobar la legislación.

Johnson advirtió al Parlamento que si retrasaba Brexit de nuevo echando abajo su calendario, retiraría su programa legislativo y presionaría para que se celebraran unas elecciones en las que competiría con el eslogan “Get Brexit Done” (Que se haga el Brexit).

“El proyecto de ley tendrá que ser retirado”, dijo Johnson cuando se le preguntó qué haría si el Parlamento lo derrotaba. “Tendremos que ir a elecciones generales”

Para esto último, Johnson también tendría que tener el visto bueno del Parlamento, porque no hay comicios programados hasta 2022.

Una derrota en cualquiera de las votaciones frustraría los planes de Johnson de abandonar la UE con o sin acuerdo de divorcio el 31 de octubre. Luego tendría que decidir si cumple con una ley que le exige que acepte cualquier retraso para el Brexit ofrecido por la UE o abandonar el bloque sin acuerdo.

Una eventual victoria, pese a ser un precario indicador de apoyos al acuerdo de Johnson, permitiría que la oposición tienda nuevas emboscadas al Gobierno con enmiendas que podrían arruinar los planes del primer ministro británico.

La libra se mantenía estable cruzándose a 1,2946 dólares en el mercado londinense. Los mercados de divisas descuentan en este momento que Reino Unido o bien dejará la UE con un acuerdo o bien obtendrá una prórroga, o posiblemente ambas cosas.

Johnson dijo que la mejor manera de evitar un Brexit sin acuerdo sería aprobar su legislación para el divorcio con el bloque, agregando que la ciudadanía estaba harta de los debates en el Parlamento.

EL BREXIT, EN JUEGO

Más de tres años después de que el 52% de los británicos votasen a favor de que Reino Unido abandonase la Unión Europea, la crisis del Brexit está tensando hasta límites insospechados el sistema político y constitucional británico.

Johnson confundió a sus oponentes al conseguir un acuerdo sobre el Brexit con la UE el pasado jueves, aunque se vio forzado, a regañadientes y con una simple fotocopia sin firmar, a pedir un aplazamiento el sábado. El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, rechazó el lunes que se votase su acuerdo.

Si Johnson es derrotado el martes, todo dependerá de cómo reaccione la UE a una nueva disyuntiva en torno al Brexit.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que estaba discutiendo la solicitud de un aplazamiento del Brexit con los líderes de los otros 27 Estados miembros y que tomará una decisión “en los próximos días”.

“No me cabe duda que debemos tratar la solicitud de Reino Unido de un aplazamiento con toda seriedad”, dijo Tusk al Parlamento Europeo. “Un Brexit sin acuerdo no será jamás fruto de nuestra decisión”, añadió Tusk, arrancando el aplauso de los presentes.

Evidenciando la frustración de Bruselas, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que el Brexit era una pérdida de tiempo y de energía y que el Parlamento Europeo sólo podría aprobar el acuerdo de Johnson después de que lo haga el Parlamento británico.

El líder del Partido Brexit, Nigel Farage, dijo en la Eurocámara que esperaba una nueva prórroga.

Tras el combate diario del Brexit en el parlamento, en los tribunales y en las cumbres nocturnas de la UE, se está jugando una partida mucho más importante sobre si el Brexit tendrá lugar o no.

Johnson se enfrenta a trampas legislativas en cada esquina, pero los detractores del Brexit también están profundamente divididos, una de las principales razones por las que la campaña “Remain” para permanecer en el bloque fracasó en el referéndum de 2016.

Información adicional de Elizabeth Piper y William James; Escrito por Guy Faulconbridge; Editado por Giles Elgood; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk y Jose Elías Rodríguez en Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below