October 10, 2019 / 9:07 AM / 2 months ago

Reino Unido e Irlanda ven un camino hacia un Brexit con acuerdo

THORNTON MANOR, Inglaterra, 10 oct (Reuters) - El primer ministro Boris Johnson y su homólogo irlandés Leo Varadkar dijeron el jueves que veían un camino hacia un posible acuerdo para el Brexit tras una reunión de última hora diseñada para encontrar una vía con la que el Reino Unido abandone la Unión Europea de forma ordenada.

En la imagen de archivo, el primer ministro irlandés (Taoiseach) Leo Varadkar y su homólogo británico Boris Johnson en una reunión en Dublín, el 9 de septiembre de 2019. REUTERS/Phil Noble

A sólo tres semanas de que Reino Unido deje el mayor bloque comercial del mundo, todavía no está claro en qué condiciones saldrá, ni siquiera si llegará a convertirse en el primer Estado soberano en abandonar el proyecto europeo.

Irlanda tiene la llave para cualquier acuerdo. Tendrá que dar su consentimiento a cualquier solución al enigma más difícil de todos: cómo evitar que la provincia británica de Irlanda del Norte se convierta en una puerta trasera de los mercados de la UE sin tener controles fronterizos.

La UE teme que los controles en la frontera irlandesa de 500 km con Irlanda del Norte socaven el Acuerdo del Viernes Santo de 1998, que puso fin a tres décadas de conflicto sectario y político que causó la muerte de más de 3.600 personas.

Mientras ambos bandos se posicionaban para otro retraso del Brexit sucedido por unas elecciones en Reino Unido o bien para un amargo divorcio el 31 de octubre, Johnson se reunía el jueves con Varadkar en Thornton Manor en Cheshire.

“Estuvieron de acuerdo en que podían ver un camino hacia un posible acuerdo”, dijeron Johnson y Varadkar en un comunicado conjunto. “Ambos aún creen que un trato redunda en beneficio de todos”.

“Acordaron seguir reflexionando sobre sus discusiones y que los funcionarios continuarían participando intensamente en ellas”, dijeron.

La libra subía un 1% a $1,2339. El editor político del Irish Times, Pat Leahy, dijo que Reino Unido había hecho un movimiento significativo durante las conversaciones, haciendo subir la libra.

Los diplomáticos de la UE, sin embargo, se muestran escépticos sobre las posibilidades de un acuerdo. La mayoría espera que Johnson se vea forzado a aceptar un retraso en el Brexit, un paso que podría llevar finalmente a una salida desordenada o a la reversión de todos los esfuerzos puestos en el proceso.

Aunque Johnson insiste en que el país abandonará la UE el 31 de octubre incluso aunque no haya un acuerdo, el parlamento británico ha aprobado una ley que dice que debe solicitar un aplazamiento.

IRLANDA

El Brexit fue la causa de un enfrentamiento público entre Londres y Bruselas esta semana después de que una fuente de Downing Street dijera era imposible cerrar un acuerdo porque la canciller alemana Angela Merkel había hecho demandas inaceptables.

Irlanda es el principal motivo de discordia en el Brexit.

La frontera irlandesa ha sido en gran medida invisible desde que los puestos de control del ejército fueron derribados tras el acuerdo de paz de 1998 que puso prácticamente fin a la violencia entre la mayoría pro británica de la región y una minoría nacionalista irlandesa.

Los políticos han advertido que la reinstalación de una infraestructura física en la frontera cuando se convierta en la frontera exterior de la UE enfurecería a los nacionalistas irlandeses de Irlanda del Norte que aspiran a la unificación con la República de Irlanda, y ayudaría a los militantes que se oponen al acuerdo de paz a reclutar nuevos miembros.

Para sortear el problema, la UE acordó en noviembre del año pasado una póliza de salvaguarda con la predecesora de Johnson, Theresa May.

El acuerdo de retirada que firmó May establece que Reino Unido permanecerá en una unión aduanera “a menos que y hasta que” haya acuerdos alternativos para evitar una frontera dura.

Pero Johnson dijo que eso era antidemocrático, socavaba la unidad del Reino Unido y lo mantendría atrapado en la órbita de la UE durante los próximos años.

Por ello propuso una zona de regulación para toda la isla que cubra todas las mercancías. Irlanda del Norte abandonaría la zona aduanera de la UE junto con el resto del Reino Unido y las instituciones de la provincia podrían optar por salir de la zona de regulación, un paso que iba demasiado lejos para Irlanda y la UE.

Johnson y Varadkar dijeron que habían hablado sobre el consentimiento y las aduanas.

Aunque Irlanda es sólo una octava parte del tamaño de la economía británica de 2,8 billones de dólares, Dublín tiene el apoyo del resto de la UE, cuya economía asciende sin contar con Reino Unido a 15,9 billones de dólares.

Los dos líderes más poderosos de la Unión Europea, la canciller alemana Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron, se reunirán en el Palacio del Elíseo el domingo antes de la cumbre de la UE del 17 y 18 de octubre.

Escrito por Guy Faulconbridge; Editado por Alistair Smout y Jon Boyle; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk y Jose Elías Rodríguez en Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below