October 10, 2019 / 7:12 AM / 6 days ago

EEUU y China reanudan conversaciones en una atmósfera de irritación

FOTOS DE ARCHIVO: El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, junto al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el viceprimer ministro chino, Liu He, antes de posar para una foto en grupo en el Centro de Conferencias Xijiao en Shangái, China, el 31 de julio de 2019. Ng Han Guan/Pool via REUTERS

WASHINGTON, 10 oct (Reuters) - Se espera que los negociadores comerciales de alto nivel de Estados Unidos y China se reúnan el jueves por primera vez desde finales de julio para tratar de encontrar una salida a su guerra comercial de 15 meses, en un momento en el que nuevas fricciones entre las dos mayores economías del mundo amenazan la posibilidad de progresos.

El viceprimer ministro de China, Liu He, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, tratarán de limar asperezas lo suficiente como para evitar el aumento arancelario sobre bienes chinos por valor de 250.000 millones de dólares de programado para el 15 de octubre.

Sin embargo, el ambiente en torno a las conversaciones se ha agriado tras la decisión del lunes del Departamento de Comercio de Estados Unidos de incluir en su lista negra a 28 oficinas de seguridad pública y compañías de tecnología y de vigilancia chinas, argumentando violaciones de derechos humanos contra la minoría musulmana en la provincia china de Xinjiang.

Un día después, el Departamento de Estado de Estados Unidos impuso restricciones a los visados de los responsables chinos relacionados con el asunto de Xinjiang.

Si las negociaciones se rompen de nuevo, para el 15 de diciembre casi todas las importaciones de productos chinos a Estados Unidos -más de 500.000 millones de dólares- pasarían a estar gravadas con aranceles punitivos, fruto de la disputa comercial que estalló bajo el mandato del actual presidente estadounidense, Donald Trump.

Aunque algunos medios de comunicación han sugerido que ambas partes están considerando un acuerdo “intermedio” que suspendería los aranceles de EEUU programados a cambio de compras adicionales de productos agrícolas estadounidenses por parte de China, Trump ha desestimado repetidamente esta idea, insistiendo en que quiere un “gran acuerdo” con Pekín que aborde cuestiones fundamentales sobre la propiedad intelectual.

En declaraciones a la presa en Washington el miércoles, Trump dijo: “Si podemos hacer un trato vamos a hacerlo, hay muchas posibilidades”.

“En mi opinión, China quiere hacer un trato más que yo”, añadió.

Ambas partes chocan en torno a las demandas de Estados Unidos de que China mejore la protección de la propiedad intelectual estadounidense, ponga fin al robo cibernético y a la transferencia forzada de tecnología a empresas chinas, reduzca los subsidios industriales y aumente el acceso de las empresas estadounidenses a los herméticos mercados chinos.

Información de David Lawder; Editado por Simon Cameron-Moore; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below