October 9, 2019 / 10:01 AM / 10 days ago

Militares turcos y rebeldes sirios entrarán "en breve" en Siria

ANKARA, 9 oct (Reuters) - Las fuerzas turcas y rebeldes sirios cruzarán la frontera siria “en breve”, dijo un representante turco en la madrugada del miércoles, después de que la inesperada retirada de las tropas estadounidenses diera paso a la incursión turca.

Los obuses del ejército turco situados en la frontera turco-siria, cerca de la ciudad sudoriental de Akcakale, en la provincia de Sanliurfa, Turquía, el 7 de octubre de 2019. REUTERS/Stringer

Turquía está a punto de avanzar hacia el noreste de Siria desde que las tropas estadounidenses comenzaran a abandonar el área, en un abrupto cambio estratégico del presidente estadounidense Donald Trump, ampliamente criticado en Washington como una traición de EEUU a los aliados de la milicia kurda.

El martes, altos cargos turcos dijeron a Reuters que los militares habían atacado la frontera sirio-iraquí para impedir que las fuerzas kurdas utilizaran las líneas de suministro para reforzarse en la región, aunque los detalles de los ataques eran confusos.

Ankara ha dicho que tiene la intención de crear una “zona de seguridad” para devolver millones de refugiados al territorio sirio, pero el plan ha alarmado a algunos aliados occidentales por los riesgos de la operación militar.

Para Turquía, que califica a los combatientes kurdos del YPG en el noreste de Siria como terroristas debido a sus vínculos con milicias que libran una insurgencia dentro de Turquía, una afluencia de sirios no kurdos ayudaría a generar un amortiguador contra su principal amenaza a la seguridad.

El director de comunicaciones del presidente Tayyip Erdogan, Fahrettin Altun, dijo que los combatientes del YPG podrían desertar o, de lo contrario, Ankara tendría que “impedir que interrumpieran” la lucha de Turquía contra los combatientes de Estado Islámico.

“El ejército turco, junto con el ejército sirio libre, cruzará la frontera turco-siria en breve”, escribió Altun en un mensaje en Twitter y en una columna publicada en el Washington Post.

“Turquía no tiene ninguna ambición en el noreste de Siria, excepto la de neutralizar una prolongada amenaza contra los ciudadanos turcos y liberar a la población local del yugo de los matones armados”, dijo.

La agencia de noticias Demiroren de Turquía (también conocida como DHA) dijo que los rebeldes sirios se desplazaron desde el noroeste de Siria a Turquía en preparación para la incursión en el noreste de Siria.

Tendrán su base en la ciudad fronteriza turca de Ceylanpinar, al otro lado de la frontera de la ciudad siria de Ras al-Ain, y 14.000 de ellos se irán incorporando gradualmente a la ofensiva.

Los rebeldes de la Brigada Hamza del Ejército Nacional Sirio, el principal grupo rebelde que Turquía apoya en el noroeste de Siria, viajaron en un convoy de autobuses acompañados de camiones cargados con municiones, dijo DHA.

Un gran convoy de autobuses que transportaban a combatientes rebeldes sirios y camiones cargados de equipamiento llegó a la ciudad fronteriza turca de Akcakale a primera hora del miércoles, dijo un testigo a Reuters. En Akcakale, frente a la ciudad siria de Tel Abyad, se desplegaron obuses detrás de los terraplenes apuntando hacia Siria, según dijo el martes un testigo a Reuters. Múltiples sistemas de lanzamiento de cohetes estaban estacionados en Suruc, a unos 60 kilómetros al oeste, frente a la ciudad fronteriza siria de Kobani, dijo.

VISITA DE ERDOGAN

Erdogan visitará Estados Unidos el 13 de noviembre por invitación de Trump, dijo un portavoz de la Casa Blanca. El lunes, Erdogan dijo que las tropas estadounidenses habían comenzado a retirarse después de una llamada telefónica que había hecho a Trump, y agregó que las conversaciones entre los altos cargos turcos y estadounidenses sobre el asunto continuarían.

“Por desgracia, Turquía ha decidido actuar unilateralmente. Como resultado, hemos sacado a las fuerzas estadounidenses en el norte de Siria del camino de una posible incursión turca para garantizar su seguridad”, dijo el portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Jonathan Hoffman.

Slideshow (2 Images)

En medio de las crecientes preocupaciones humanitarias, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, instó a todas las partes en el noreste de Siria a ejercer la máxima moderación y proteger a los civiles.

Las fuerzas dirigidas por los kurdos dijeron que podrían iniciar conversaciones con el Gobierno sirio y Rusia para llenar un vacío de seguridad en caso de una retirada completa de Estados Unidos, lo que apunta a otros posible cambio en el equilibrio de poder de la región.

Trump negó haber abandonado a las fuerzas kurdas, sus socios más efectivos en la lucha contra el Estado Islámico en Siria. Pero elogió a Turquía como socio comercial, en un tono más suave horas después de amenazar con destruir “totalmente” la economía de Turquía si actuaba “fuera de los límites” en Siria.

Información de Ece Toksabay y Tuvan Gumrukcu en Ankara, Mert Ozkan en Akcakale; Writing by Daren Butler; Editing by Simon Cameron-Moore, William Maclean; Traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below