October 12, 2019 / 9:00 AM / in 2 months

Cellnex añade la pieza británica a su puzle de torres en Europa

FOTO DE ARCHIVO: Antenas de Cellnex en Madrid, el 10 de marzo de 2016. REUTERS/Sergio Pérez

LONDRES, 8 oct (Reuters Breakingviews) - El gigante de las torres de telefonía móvil Cellnex Telecom acaba de llegar a Reino Unido. La adquisición de 7.400 emplazamientos británicos de la empresa Arqiva acerca a la española al líder europeo Vodafone y deja a Alemania como su único gran mercado sin explorar. Cuando esa parte del mapa europeo también esté coloreada, Cellnex tendrá que dedicarse a buscar el crecimiento en rentabilidad, no con adquisiciones, para apuntalar su creciente valoración en bolsa.

La compra de 2.000 millones de libras anunciada el martes es la última de una serie de transacciones emprendidas por el consejero delegado Tobías Martínez, que se ha subido a la ola de entusiasmo de los inversores por las torres de telecomunicaciones inalámbricas vendidas por las empresas de telefonía. La teoría es que los operadores de emplazamientos especializados como Cellnex pueden ser más eficientes si colocan los platos de varios operadores en una sola torre. Hasta ahora la teoría está funcionando para Cellnex, que ahora tiene 53.000 emplazamientos en varios países europeos, incluyendo España, Italia, Francia, Irlanda y Reino Unido, cerca de las 60.000 de Vodafone. Sus acciones han aumentado un 85% este año, valorando la compañía en 11.500 millones de euros.

Cellnex espera que sus nuevas torres en Reino Unido generen 170 millones de libras en resultado bruto de explotación (EBITDA) el próximo año. Si es cierto, Martínez ha hecho un buen negocio con Arqiva, que canceló su salida a bolsa en Londres hace dos años. Un múltiplo de 12 veces el EBITDA contrasta favorablemente con las casi 19 veces que pagó el año pasado un consorcio participado por Morgan Stanley Infrastructure Partners para hacerse con el control de las torres portuguesas de Altice Europe.

Pero la comparación puede ser engañosa. Las cifras de Cellnex se calculan bajo las nuevas normas contables de la NIIF 16 que clasifican el alquiler como un pago depreciado sobre un arrendamiento financiero, inflando el EBITDA. Los analistas de Credit Suisse estiman que tratar estos pagos como un gasto regular reduciría el EBITDA hasta los 125 millones de libras. Hay otros baremos que dan que pensar. Cellnex está pagando un promedio de 270.000 libras por torre de Arqiva, más de las 227.000 libras que desembolsó en mayo por cada una de las 10.700 torres que compró en Francia, Italia y Suiza.

Si Deutsche Telekom decide deshacerse de sus torres, es de suponer que Martínez estará el primero en la cola. La acogida a la ampliación de capital de 2.500 millones de euros que anunció Cellnex el martes sugiere que los accionistas siguen siendo entusiastas al respecto. La compañía va camino de cuadruplicar su EBITDA de 2016 a 2021, según las previsiones de Refinitiv. Pero casi todo viene de las adquisiciones. Cuando Martínez se quede sin torres que comprar, los inversores pueden rebajar ese entusiasmo.

En Twitter twitter.com/edwardcropley

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad exclusiva de su autor)

Eidtado por Peter Thal Larsen y Karen Kwok; Traducido por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below