October 3, 2019 / 8:12 AM / 13 days ago

Continúan los disturbios en Hong Kong y la policía pide un toque de queda

HONG KONG, 3 oct (Reuters) - Los manifestantes de Hong Kong se enfrentaron con la policía hasta altas horas de la madrugada del jueves, lanzando cócteles molotov y descargando su ira por el disparo a un adolescente a principios de semana, sin visos de que amainen las protestas contra el Gobierno de los últimos meses.

Una manifestación estudiantil en el campus de la Universidad China de Hong Kong (CUHK) en solidaridad con el estudiante que fue disparado por un oficial de policía el 1 de octubre, y los estudiantes de la CUHK que fueron arrestados en protestas antigubernamentales en Sha Tin, Hong Kong, China, el 3 de octubre de 2019. REUTERS/Susana Vera

La policía instó al Gobierno a imponer toques de queda para ayudar a frenar la escalada de violencia en la ciudad gobernada por China, donde los agentes de policía se han convertido en blanco de los manifestantes ante las acusaciones de uso excesivo de la fuerza.

Los activistas hicieron estragos en los distritos del centro financiero asiático hasta altas horas de la noche, incendiando, bloqueando carreteras y destrozando tiendas y estaciones de metro mientras la policía disparaba gas lacrimógeno para dispersarlos.

“Dondequiera que haya protestas cerca, iré... Salgo esta noche por una simple razón. No se le dispara a un adolescente a quemarropa”, dijo Alex Chan, diseñador de interiores, en una protesta en el bullicioso distrito comercial de Causeway Bay.

“Estas protestas continuarán y no nos rendiremos.”

Miles de personas salieron a las calles el miércoles para denunciar el tiroteo de Tony Tsang, un estudiante de secundaria de 18 años. El incidente fue un acto de defensa propia, según la policía.

Tsang recibió un disparo a quemarropa mientras se enfrentaba a un agente de policía con un tubo de metal el martes, cuando los manifestantes lanzaron cócteles molotov a la policía, que respondió con gas lacrimógeno, balas de goma y cañones de agua.

El estudiante ha sido acusado de disturbios y de agredir a un oficial, dijo la policía.

El operador ferroviario MTR Corp cerró estaciones en distritos como Po Lam, Hang Hau y Tseung Kwan O justo antes de la medianoche del miércoles, cuando la violencia se intensificó de nuevo. Todas las estaciones afectadas habían reabierto el jueves.

Lam Chi-wai, presidente de la Asociación de Jóvenes Oficiales de Policía, instó a la dirigente de la ciudad a imponer un toque de queda para mantener el orden público, según un comunicado emitido el miércoles.

“Sólo somos una agencia de orden público con un poder limitado de acuerdo a la ley. Cuando nos enfrentamos a una serie de incidentes de disturbios masivos, no podemos trabajar solos -aplaudiendo con una sola mano- sin las medidas apropiadas y sin el apoyo del más alto nivel”, dijo Lam.

La población de Hong Kong se ha vuelto cada vez más hostil hacia la policía en un marco de acusaciones de tácticas torpes. La policía dice que ha mostrado moderación ante el aumento de la violencia.

El abogado de una periodista indonesia herida por el disparo de un proyectil policial durante las protestas del domingo dijo que quedará ciega de un ojo.

La Unión Europea dijo en un comunicado que estaba profundamente preocupada por la escalada de violencia en Hong Kong y que la única forma de avanzar era a través de “la moderación, la reducción de la tensión y el diálogo”.

La antigua colonia británica se ha visto sacudida por meses de protestas sobre un proyecto de ley de extradición ahora retirado que habría permitido que se enviara a acusados a la China continental para su enjuiciamiento, pero las reivindicaciones se han transformado en reivindicaciones en favor de la democracia, entre otras cosas.

La resistencia al Gobierno respaldado por Pekín ha sumido a la ciudad en su mayor crisis política en décadas y plantea el mayor desafío popular al presidente Xi Jinping desde que llegó al poder.

Los manifestantes también están indignados por la, en su opinión, progresiva injerencia de Pekín en los asuntos de su ciudad, a pesar de la promesa de autonomía en la fórmula “un país, dos sistemas” bajo la cual Hong Kong regresó a China en 1997.

Información de Donny Kwok y James Pomfret; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below