September 29, 2019 / 8:44 AM / 2 months ago

REPORTAJE FOTOGRÁFICO-Desastre bajo el mar: investigadores corren para salvar corales en el Caribe

CAYO HUESO, EEUU (Reuters) - Emily Hower, asistente de investigación de la Universidad Nova Southeastern que realiza trabajo de campo en coral en Cayo Hueso en Florida, sale del agua y se quita la máscara de buceo, pero las noticias no son buenas.

Pólipos de un Montastraea cavernosa (coral estrella de copa grande) se contraen cuando el coral descansa en el Laboratorio y Acuario Mote Marine en Sarasota, Florida. Ago 13, 2019. REUTERS / Lucas Jackson Polyps on a Montastraea cavernosa (Large-cup Star Coral) constrict as the coral rests in a laboratory at Mote Marine Laboratory and Aquarium in Sarasota, Florida, U.S. August 13, 2019. This species of coral is very susceptible to Stony Coral Tissue Loss Disease (SCTLD). REUTERS/Lucas Jackson SEARCH "JACKSON CORAL" FOR THIS STORY. SEARCH "WIDER IMAGE" FOR ALL STORIES.

La mayor parte del coral pilar que su equipo ha estado monitorizando durante años está muerto.

Hower y sus colegas están en una carrera contra el tiempo para encontrar la causa de una enfermedad denominada pérdida de tejido de coral pedregoso, que desde 2014 ha estado arrasando como un plaga los arrecifes bajo el aparente paraíso azul del Caribe.

En solo cinco años, la infección ha causado devastación en los frágiles ecosistemas de coral que ya estaban en riesgo de extinción por los efectos del cambio climático.

De los 40 sitios de arrecifes controlados en los Cayos de Florida por la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida, 38 ya están afectados.

“Es un desastre enorme el que ocurre bajo las olas”, dice Karen Neely, ecologista de corales de Nova. “Esto está al nivel de los incendios de la Amazonía. Está al nivel de una enfermedad que consumiera todos los bosques de América”.

————————————————————————————————

Ensayo fotográfico: reut.rs/2lfuEtX

————————————————————————————————

La enfermedad ataca los tejido de coral transformando ecosistemas marinos vibrentes y saludables en zonas áridas y muertas en cuestión de semanas.

La enfermedad ha atacado gran parte de los arrecifes atlánticos de Florida y se ha propagado a partes del Caribe; recientemente fue reportada cerca de Belice en América Central.

Los corales pilar, cuyas colonias forman cilindros que se alzan desde el lecho marino, están “extintos desde el punto de vista reproductivo” en la costa de Florida, dijo Keri O’Neil, científico jefe de corales en el Acuario de Florida.

En el acuario hay un rayo de esperanza en una habitación que tiene las luces apagadas durante gran parte del año. Un elaborado y costoso sistema de luces LED emula amaneceres, puestas de sol y fases de la luna para convencer a los pilares de coral en tanques para que se reproduzcan.

El equipo de Neely también ha estado aplicando laboriosamente una pasta combinada con amoxicilina al coral que, dicen, ha sido eficaz en el tratamiento de la enfermedad.

La enfermedad pedregosa de pérdida de tejido de coral ataca a más de 20 especies, incluidas la mayoría de las más importantes que constituyen el arrecife, lo mantienen unido y protegen la costa, dice Neely.

Información de Lucas Jackson; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below