September 22, 2019 / 8:40 AM / 3 months ago

El vapeo no ha muerto, solo se trata de envejecimiento prematuro

FOTO DE ARCHIVO: Una tienda que vende productos de vapeo Juul en Los Ángeles, California, el 17 de septiembre de 2019. REUTERS/Lucy Nicholson/File Photo

NUEVA YORK, 18 sep (Reuters Breakingviews) - Juul Labs ha descubierto la fuente del envejecimiento prematuro. Los cigarrillos electrónicos que vende estaban pensados como una alternativa más segura al tabaco, pero ahora los parlamentarios los están tratando como una amenaza. Mercados en crecimiento, como China e India, están retrocediendo, y la valoración de 38.000 millones de dólares que recibió Juul el año pasado probablemente se ha esfumado. Sin embargo, todo esto no significa que el vapeo esté muerto, o que los cigarrillos electrónicos no sean rentables.

Convertir a los fumadores al vapeo sigue siendo una victoria para la salud pública. El tabaco mata a casi medio millón de estadounidenses al año, y los cigarrillos electrónicos tienen muchos menos de los compuestos tóxicos que produce la combustión del tabaco. El problema son los clientes jóvenes que adquieren el hábito. El porcentaje de estudiantes de secundaria que usan cigarrillos electrónicos se disparó del 11,7% en 2017 a más del 20% en 2018, dice el responsable de la sanidad pública. También hay que tener en cuenta en el cómputo sanitario (y financiero) seis muertes y varios cientos de misteriosos casos de enfermedades pulmonares vinculadas al vapeo.

La valoración de Juul despide ahora humo negro. San Francisco y la India se encuentran entre los lugares que han bloqueado la venta de cigarrillos electrónicos, y los productos de la empresa desaparecieron de los sitios web de comercio electrónico chinos días después de su lanzamiento la semana pasada. No son buenas noticias para el fabricante de Marlboro Altria, que pagó 12.800 millones de dólares por una participación del 35% en Juul el año pasado. Esa valoración, equivalente a unas 60 veces el EBITDA (resultado bruto de explotación), según las estimaciones de Bernstein, es seis veces superior a la de Altria, de acuerdo con los datos de Refinitiv. Los inversores de Altria han perdido el 14% de su dinero desde que cerraron el trato con Juul en diciembre. British American Tobacco está por encima de esa cifra, y algo más.

Sin embargo, no todo está perdido para Juul y su copropietario. Es cierto que es probable que la regulación se centre en la fiscalidad, ya que un aumento del 10% en los precios de los cigarrillos reduce el consumo entre un 3% y un 5%, según una revisión de estudios realizada por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer; y las mayores reducciones se producen entre los usuarios jóvenes. Esto devolvería al vapeo a sus orígenes como un producto para los fumadores que buscan dejar el hábito, con un crecimiento más lento, pero también con mayores barreras de entrada. La concienciación sobre los riesgos de los cigarrillos electrónicos también debería atraer a los fumadores hacia marcas reconocidas. Juul puede seguir siendo el mejor en su mercado; simplemente, no será el mercado que Altria esperaba originalmente.

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad exclusiva de su autor)

Editado por John Foley y Leigh Anderson; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below