September 18, 2019 / 12:48 PM / 3 months ago

España, cada vez más italiana a medida que aumentan los problemas económicos

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa tras un encuentro con el rey Felipe en Madrid, España, el 17 de septiembre de 2019. REUTERS/Javier Barbancho - RC126D4EEAD0

LONDRES, 18 sep (Reuters Breakingviews) - La solidez de la economía española y el bajo coste de la deuda pública han resistido notablemente a lo largo de su reciente crisis política. La rentabilidad del bono a diez años solo supera por 78 puntos básicos al de Alemania, país de referencia de la zona euro, en comparación con el margen de 140 puntos de Italia. La diferencia con su caótico vecino del Mediterráneo puede desaparecer cuando España se acerque a sus cuartas elecciones en cuatro años.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no ha conseguido formar un Gobierno con los 123 de los 350 escaños que ganó el Partido Socialista en las elecciones parlamentarias de abril. Se resistió a ceder puestos en el Ejecutivo a Unidas Podemos, su potencial socio de coalición; mientras tanto, Ciudadanos giró a la derecha, dificultando un acuerdo con Sánchez. El estancamiento ha hecho necesaria la repetición de las elecciones el 10 de noviembre.

Esto no cambiará mucho. La popularidad de Sánchez ha aumentado 2 puntos porcentuales desde las elecciones de abril, según la encuesta realizada por Politico. Incluso si esto se tradujera en un aumento proporcional en el Parlamento, aún le faltarían 45 escaños para alcanzar la mayoría absoluta -probablemente más de lo que Podemos conseguiría, por lo que la coalición no sería suficiente.

Su histórico rival conservador, el Partido Popular, está subiendo en las encuestas. Pero incluso liderando una coalición con Ciudadanos y la extrema derecha de Vox, tendrían sólo el 41% de los votos, según las encuestas actuales, lo que hace improbable una mayoría parlamentaria.

¿Sería un problema un estancamiento aún mayor? España crecerá el doble del 1,1% de la zona euro este año, según las previsiones de ING, y los últimos datos económicos han sido sólidos. Además, a diferencia de Italia, todos los grandes partidos son pro-europeos.

Pero las fisuras económicas básicas del país se están agrandando. El déficit presupuestario estructural de España en 2018 se situaba en el 2% del PIB, según estimaciones del Banco de España, lo que implica que gran parte de la reducción de la deuda desde la crisis se ha producido en un contexto favorable y no motivada por reformas de calado.

Según las últimas previsiones enviadas por el Gobierno a la Comisión Europea en abril, se espera que su saldo presupuestario estructural empeore este año, en lugar de mejorar. 

¿Qué sería necesario para que el diferencial entre España y Alemania se diluyera? Estaba a más de 130 puntos básicos en octubre de 2017, después de un controvertido referéndum sobre la independencia de Cataluña. Esa cuestión persiste, y los principales independentistas juzgados por sedición podrían ser condenados este año. España tiene la capacidad de volverse cada vez más italiana.

En Twitter twitter.com/liamwardproud

Editado por Rob Cox y Karen Kwok; traducido por Laura Hijón en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below