March 10, 2019 / 9:03 AM / in 8 months

Un avión de Ethiopian Airlines destino a Nairobi se estrella matando a 157 personas

NAIROBI (Reuters) - Un avión Boeing 737 de Ethiopian Airlines con destino a Nairobi se estrelló a primera hora el domingo causando la muerte de los 149 pasajeros y ocho tripulantes que viajaban a bordo, dijo la aerolínea.

Varias personas pasan frente a una parte de los restos en la escena del accidente aéreo del vuelo ET 302 de Ethiopian Airlines, cerca de la ciudad de Bishoftu, al sureste de Addis Abeba, Etiopía, el 10 de marzo de 2019.REUTERS/Tiksa Negeri

La aeronave siniestrada es del mismo modelo que la que se estrelló durante un vuelo de Lion Air en Indonesia en octubre.

El vuelo del domingo dejó el aeropuerto de Bole en Addis Abeba a las 8.38 am (0538 GMT), antes de perder contacto con la torre de control solo minutos más tarde, a las 8.44 am.

“El consejero delegado del grupo, Tewolde GebreMariam, que se encuentra en el lugar del accidente, lamenta informar que no hay supervivientes”, dijo la aerolínea en una nota de prensa con una foto en la que aparece un hombre que sostiene un trozo del avión siniestrado dentro de un gran cráter.

En una rueda de prensa, GebreMariam informó que en el avión viajaban pasajeros de 33 países, dos de ellos con pasaporte español.

La lista de fallecidos incluía 32 kenianos, 18 canadienses, nueve etíopes, ocho italianos, ocho ciudadanos chinos, ocho estadounidenses, siete ciudadanos británicos, siete ciudadanos franceses, seis egipcios, cinco ciudadanos holandeses, cuatro indios, cuatro personas de Eslovaquia, tres austriacos, tres Suecos, tres rusos, dos marroquíes, dos españoles, dos polacos y dos israelíes.

En el aeropuerto de Nairobi, muchos familiares de pasajeros se quedaron esperando en la puerta durante horas, sin información de las autoridades del aeropuerto. Algunos se enteraron de la caída de los periodistas.

“Sólo estamos esperando a mi madre. Esperamos que tomara un vuelo diferente o se retrasara. No está contestando su teléfono”, dijo Wendy Otieno, agarrando su teléfono y llorando.

Robert Mutanda, de 46 años, esperaba a su cuñado, un ciudadano canadiense.

“No, no hemos visto a nadie de la aerolínea ni del aeropuerto”, dijo a Reuters a la 1 pm, más de tres horas después de que se perdiese contacto con el vuelo. “Nadie nos ha dicho nada, solo estamos aquí esperando lo mejor”.

Los funcionarios de Kenia no llegaron al aeropuerto hasta la 1:30, cinco horas después de que el avión cayó.

James Macharia, el secretario del gabinete de transporte, dijo que se enteró del accidente a través de Twitter.

“VELOCIDAD INESTABLE” El vuelo ET 302, número de registro ET-AVJ, se estrelló cerca de la ciudad de Bishoftu, a 62 kilómetros al sureste de la capital, Addis Abeba, dijo la aerolínea. “El piloto mencionó que tenía dificultades y que quería regresar. Se le dio la autorización (para regresar)”, dijo Tewolde durante su conferencia de prensa. El vuelo tuvo una “velocidad vertical inestable” después del despegue, dijo Flightradar24 en su cuenta de Twitter. El avión se rompió en muchos pedazos y resultó calcinado severamente, dijo un reportero de Reuters en el lugar del accidente. La aerolínea anteriormente había identificado incorrectamente el número de modelo del avión, pero luego confirmó que se trataba de un 737 MAX 8. No está claro qué causó el accidente. Boeing envió sus condolencias a las familias y dijo que estaba preparada para ayudar en la investigación.

“Un equipo técnico de Boeing se está preparado para brindar asistencia técnica a solicitud y bajo la dirección de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos”, dijo la compañía en un comunicado. Esta es la segunda caída reciente de un modelo 737 MAX 8, la última versión del avión de cuerpo estrecho de Boeing que entró en servicio por primera vez en 2017. Un aparato del mismo modelo se estrelló en el mar de Java poco después del despegue de Yakarta el 29 de octubre, matando a las 189 personas a bordo del vuelo de Lion Air.

La causa de ese accidente todavía está bajo investigación. Un informe preliminar emitido en noviembre, antes de que se recuperara la grabadora de voz de la cabina, se centró en el mantenimiento y la capacitación de la aerolínea y la respuesta de un sistema antibloqueo de Boeing a un sensor recientemente reemplazado, pero no dio una razón para el accidente. Se espera un informe definitivo a finales de este año. El avión es la última versión de la familia 737, el avión de pasajeros moderno más vendido del mundo y uno de los más fiables de la industria.

ETHIOPIAN AIRLINES

Según las normas internacionales, la responsabilidad de la investigación del accidente recae en las autoridades etíopes, mientras que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos (NTSB) participará automáticamente porque el avión Boeing fue diseñado y construido en los Estados Unidos. Los investigadores buscarán asegurar el lugar del accidente y recopilar evidencias a partir de las cajas negras que capturan las conversaciones y los datos de la cabina mientras compilan los registros de las operaciones recientes del avión y la tripulación. Representantes de Boeing y del fabricante de motores con sede en Cincinnati CFM, una empresa conjunta entre General Electric y la francesa Safran SA asesorarán a la NTSB. La aerolínea etíope es uno de los mayores transportistas del continente por tamaño de flota y el año pasado proyectaba transportar 10,6 millones de pasajeros.

El nuevo primer ministro, Abiy Ahmed, ha prometido privatizar la aerolínea estatal con una venta a inversores nacionales e internacionales.

El accidente se produce cuando Etiopía ha estado adquiriendo participaciones en pequeños transportistas de todo el continente para adelantarse a posibles rivales y convertirse en la aerolínea panafricana dominante. Su último accidente importante fue en enero de 2010, cuando un vuelo desde Beirut se estrelló poco después del despegue, matando a las 90 personas a bordo. Los libaneses dijeron que se trató de un error del piloto, que fue cuestionado por la aerolínea.

Información adicional de Hereward Holland, Omar Mohamed y Katharine Houreld en Nairobi; Aaron Maasho en Addis Ababa; Tim Hepher en Bruselas y Jamie Freed en Singapur; Escrito por Katharine Houreld; Editado por Elaine Hardcastle; Editado en español por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below