August 5, 2018 / 8:46 AM / 3 months ago

WIDER IMAGE-La sequía, un cáncer que consume a granjas y familias en Australia

GUNNEDAH, Australia (Reuters) - A ras de suelo, la sequía en Australia se ve como una gran bandeja de polvo marrón sin rasgos distintivos, pero desde el aire se transforma en arte formado por colores y texturas a medida que la tierra se agrieta bajo el sol abrasador.

Un árbol solitario cerca de un abrevadero en un potrero afectado por la sequía en las propiedades de Jimmie y May McKeown ubicadas en las afueras de la ciudad de Walgett, en Nueva Gales del Sur, Australia, 20 de julio de 2018. REUTERS/David Gray

Las pistas circulares de arado seco semejan los círculos concéntricos en las pinturas aborígenes que refieren a una mitología antigua, el ganado hambriento haciendo fila para alimentarse parece una pintura abstracta y las sombras negras que se extienden por la tierra, una imagen surrealista.

Pero para el granjero Ash Whitney no hay tal belleza, únicamente sufrimiento mientras trata de alimentar a su ganado, cortando las ramas secas de los árboles de Kurrajong, el último recurso durante las peores sequías.

“He estado aquí toda mi vida, y esta sequía parece que durará un tiempo”, dice Whitney, cuya propiedad cerca de la ciudad de Gunnedah está en las llanuras de Liverpool, una zona generalmente fértil que ahora se ha marchitado al haber recibido el promedio de precipitaciones más bajo en casi 30 años.

————————————————————————————————

Para ver una galería de fotos de la sequía en Austrlia: reut.rs/2Aua53O

————————————————————————————————

La peor sequía de la que se tenga memoria está arrasando partes del este de Australia, poniendo en dificultades a los agricultores para salir adelante. Muchos de ellos se hacen preguntas sobre el futuro.

El ganadero Tom Wollaston, nacido hace 70 años en la misma casa en la que vive hoy, teme por lo que esta sequía significará para sus hijos, que pretenden hacerse cargo de las 2.300 hectáreas de propiedad cuando él “cuelgue las botas”.

“Parece que no puedo hacer nada más que alimentarme y mantener las cosas en marcha, y (la sequía) parece estar un paso adelante mío todo el tiempo. Lucharemos, pero nos tensiona a todos”, dijo Wollaston.

Su esposa, Margo, sostiene que las sequías tienen un impacto muy negativo en su familia y en toda la comunidad agrícola de la localidad cercana de Tamworth, en el noroeste de Nueva Gales del Sur.

“Encuentro que la sequía se parece un poco al cáncer; de alguna manera te consume, y todo se vuelve más seco y difícil (...) e impacta en tu vida. Trato de mantener la casa y el jardín limpio y verde porque eso mantiene tu cabeza despejada por la noche”, explicó.

May McKeown, de 79 años, y su hijo Jimmie viven en una propiedad cerca de la ciudad de Walgett, en el noroeste de Nueva Gales del Sur, y dicen que están muy preocupados por el futuro, ya que en la zona casi no ha llovido desde el 2010.

“Mi bisabuelo se estableció en estas tierras en 1901, y nunca tuvo que sacar el ganado de aquellos campos”, dice, señalando hacia el oeste. “Pero hemos tenido que sacarlos a todos y acercarlos a la granja para que podamos alimentarlos más fácilmente”.

La granja ha tenido pocos ingresos en los últimos años y cuando el dinero se agote en pocos meses, el aumento del precio del heno los dejará en una situación financiera que su familia nunca ha tenido que enfrentar en más de 100 años, sostiene.

La Oficina Australiana de Meteorología sostiene que partes del país experimentaron el segundo verano más cálido registrado y acaban de pasar por uno de los otoños más secos y cálidos en los libros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below