August 1, 2018 / 1:20 PM / 3 months ago

Alemania reanuda con polémica las reagrupaciones familiares de los refugiados

BERLÍN (Reuters) - Alemania reanudó el miércoles las reagrupaciones familiares de algunos refugiados, provocando la indignación de grupos de izquierda que consideraron insuficiente un límite de 1.000 personas al mes y de un partido de extrema derecha opuesto a la inmigración en su totalidad.

En la imagen, el inmigrante sirio, Oudai Alhomsi, habla por su teléfono móvil con su hija Mieral mientras posa en su apartamento de Berlín, el 31 de julio de 2018. REUTERS/Fabrizio Bensch

El Gobierno alemán suspendió en 2016 el derecho a traer a sus familiares directos de los solicitantes de asilo con un estatus de protección limitada, para aliviar la carga de los trabajadores sociales que gestionaban una afluencia récord de un millón de inmigrantes.

La prohibición no se aplicó a los solicitantes de asilo con estatuto de refugiado completo, ya que éstos tienen el derecho constitucional a que sus familias se reúnan con ellos.

Tras perder apoyos a costa de un partido antiinmigración en las elecciones del año pasado, los conservadores de la canciller Angela Merkel y sus socios de coalición Socialdemócratas (SPD) llegaron a un acuerdo para levantar parcialmente la prohibición a partir del 1 de agosto de 2018.

“La nueva norma nos permite lograr un equilibrio entre la capacidad de integración, la humanidad y la seguridad de nuestra sociedad”, dijo en un comunicado el ministro del Interior, el conservador Horst Seehofer. “Este es un elemento importante de la estrategia del Gobierno en materia migratoria”.

Sin embargo, tanto los ecologistas Verdes como organizaciones benéficas cristianas dicen que las nuevas reglas son injustas, ya que establecen parámetros vagos sobre cómo se elegirán a las 1.000 personas mensuales.

La duración de la separación, la edad de los seres queridos fuera de Alemania, consideraciones de salud y de seguridad son algunos de los criterios que tendrán que sopesar los funcionarios de inmigración para elegir a cada uno de los pocos afortunados a los que se permitirá entrar en el país.

Además, a los refugiados que se hayan esforzado por integrarse con cursos de idiomas, formación y trabajo se les dará prioridad para invitar a familiares.

“El matrimonio y la familia están bajo una protección especial del orden estatal”, dijo Annalena Baerbock, líder de los Verdes, a Passauer Neuen Presse. “Las nuevas reglas los convierten en un privilegio para unos pocos, en lugar de un derecho universal”.

El partido anti-Islam Alternativa para Alemania (AfD) dijo que las nuevas reglas animarían a venir a Alemania en busca de asilo a más inmigrantes.

“Ante la crisis migratoria sin fin en Europa, Alemania está enviando una señal fatal con la reanudación de las reagrupaciones familiares”, escribió la parlamentaria del AfD Alice Weidel en Twitter.

La inmigración y la integración son temas altamente divisivos en Alemania, donde casi una de cada cuatro personas nació en el extranjero o tiene al menos un padre que no es alemán nativo.

Información de Riham Alkousaa; Editado por Joseph Nasr, Richard Balmforth; Traducido por Blanca Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below