August 1, 2018 / 7:25 AM / 4 months ago

El análisis de restos de estadounidenses enviados por Corea del Norte tardaría décadas

WASHINGTON (Reuters) - Cuando los restos de ciudadanos estadounidenses entregados por Corea del Norte lleguen a Hawái el miércoles, el Ejército de Estados Unidos comenzará un minucioso proceso de identificación que según expertos podría llevar desde tres días a dos décadas.

En esta imagen cedida por el Ejército de EEUU, miembros del Comando de Naciones Unidas sentados cerca de las 55 cajas que contienen restos de ciudadanos estadounidenses fallecidos en la Guerra de Corea entre 1950 y 1953 en la Base Aérea de Osan en Corea del Sur, 27 de julio de 2018. REUTERS/Ejército de Estados Unidos/Sargento Quince Lanford

Las 55 cajas, envueltas en la bandera azul y blanca de las Naciones Unidas, son lo suficientemente pequeñas para ser llevadas en brazos por una persona.

No solo contienen restos que se cree que fueron de efectivos militares desaparecidos durante la Guerra de Corea de 1950-53, sino también un mensaje de buena fe ofrecido por el líder norcoreano, Kim Jong Un, en su cumbre de junio con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Los restos dentro de cada caja pueden no ser los de una sola persona y probablemente sean fragmentos de huesos, dijo Paul Cole, un experto en recuperación de soldados desaparecidos en acción y prisioneros de guerra, que trabajó como científico visitante en el Laboratorio Central de Identificación de Hawái, donde llegarán las cajas.

La mezcla de restos refleja los impactos violentos a los que los seres humanos se enfrentan en la guerra. En el laboratorio, se trabajará para determinar si los restos son humanos. Luego, los expertos contarán los huesos y obtendrán el número mínimo de personas que podrían estar en el envío.

Cada hueso o fragmento ofrece una pista.

El fémur indica la altura, la pelvis sirve para determinar la edad, mientras que el cráneo revelaría el origen nacional. La clavícula y los dientes ofrecen algunas de las mejores comparaciones con el archivo de personal que el Departamento de Defensa guarda de efectivos desaparecidos, dijo Cole, autor del libro “POW/MIA Accounting: Searching for America’s Missing Servicemen in the Soviet Union” (“Recuento de prisioneros de guerra desaparecidos en acción: Buscando a los soldados de EEUU desaparecidos en la Unión Soviética”).

Cuando los huesos cumplan con los requisitos de tamaño, el laboratorio cortará y enviará una pieza al Laboratorio de Identificación de ADN de las Fuerzas Armadas, donde se analizará y comparará con las muestras de referencia de la familia.

Si el hueso es demasiado pequeño, no se puede hacer un análisis de ADN. La ley federal prohíbe la destrucción de evidencias para realizar pruebas, y el análisis de ADN destruye el hueso, explicó Cole. Ese tipo de desafíos puede prolongar el proceso durante muchos años.

“Problemas como la incapacidad de obtener ADN de los huesos y la falta de una muestra de ADN de referencia de la familia pueden ser los principales obstáculos”, dijo Chuck Prichard, director de asuntos públicos de la Agencia de Contabilidad de Personal POW/MIA de Defensa, la unidad principal del Ejército estadounidense para ubicar e identificar soldados desaparecidos.

Información de Daphne Psaledakis en Washington. Información adicional de Phil Stewart. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below