July 20, 2018 / 7:36 AM / 3 months ago

May defenderá su plan del Brexit en su visita a la frontera norirlandesa

BELLEEK, Irlanda del Norte - La primera ministra británica, Theresa May, explicará el viernes a la población de Irlanda del Norte que su plan para el Brexit es la mejor manera de evitar una “frontera dura” con Irlanda, manteniéndose firme frente a los críticos de su propio partido.

La primera ministra británica Theresa May visita Belleek Pottery, en St Belleek, Fermanagh, Irlanda del Norte, 19 de julio de 2018. REUTERS/Clodagh Kilcoyne/Pool

Aún recuperándose de la dimisión de destacados miembros de su Gobierno la semana pasada y con su propio futuro político en la cuerda floja, May también hará un llamamiento la Unión Europea para que ceda algo en las conversaciones sobre la salida de Reino Unido del bloque.

May voló a Irlanda del Norte el jueves para una visita de dos días para conocer de cerca la conflictiva frontera de la región británica con Irlanda, miembro de la UE, que se ha convertido en uno de los mayores escollos en las negociaciones.

Tras abandonar el Gobierno, el exsecretario de Exteriores, Boris Johnson, señaló que el trato que había dado May a la frontera había sido el mayor error de sus negociaciones con la UE para una salida sin dificultades del bloque el próximo año.

El ‘libro blanco’ sobre el Brexit de May, el documento que provocó la renuncia de Johnson, propone negociar los vínculos comerciales más estrechos posibles para proteger a las empresas y cumplir con el compromiso de evitar tener infraestructura en la frontera.

La frontera de 500 kilómetros ha sido en gran parte invisible desde que se retiraron los puestos de control del Ejército tras el acuerdo de paz de 1998 que puso fin a tres décadas de violencia entre la mayoría probritánica de la región y una minoría nacionalista irlandesa. Más de 3.600 personas murieron en el conflicto.

“El trastorno económico y constitucional de una frontera aduanera formal de ‘tercer país’ dentro de nuestro propio país es algo que nunca aceptaré y creo que ningún primer ministro británico podría aceptar”, dirá May a una multitud en el Waterfront Hall de Belfast el viernes, según extractos del discurso proporcionados por su oficina.

En su lugar, la líder británica dirá que cree que la estrecha armonización regulatoria en el comercio de bienes como se describe en su libro blanco, cumplirá con su compromiso de evitar la eventualidad “inconcebible” de una frontera dura.

“Ahora le toca a la UE responder. No se trata simplemente de volver a caer en posiciones anteriores que ya han demostrado ser inviables, sino de evolucionar su posición del mismo modo”, dirá, según el texto.

Los políticos han advertido de que el restablecimiento de una infraestructura física fronteriza cuando se convierta en la frontera exterior de la UE indignaría a los nacionalistas norirlandeses que aspiran a la unificación con la República de Irlanda y beneficiaría a los que se oponen al acuerdo de paz a reclutar nuevos miembros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below