July 9, 2018 / 1:38 PM / 5 months ago

Las políticas migratorias de la UE caminan hacia una "Europa fortificada"

BRUSELAS (Reuters) - Los acuerdos en materia de inmigración entre Alemania y la Unión Europea pueden terminar siendo más retóricos que realistas, pero indican un cambio hacia una forma de pensar hacia una “Europa fortificada”, que podría suponer la mayor amenaza del bloque hasta la fecha.

En la imagen de archivo, miembros de la tripulación de los barcos de rescate MV Lifeline, Sea Watch 3 y Seefuchs protestan contra la decisión del gobierno de Malta de detener las operaciones de los barcos de grupos humanitarios y buscar aviones en la isla, frente a los Tribunales de Justicia en La Valeta, Malta, el 7 de julio de 2018. REUTERS/Darrin Zammit Lupi

El acuerdo en Alemania de procesar inmigrantes en instalaciones policiales en un plazo de 48 horas en la frontera con Austria vino después del pacto acordado el viernes pasado en Bruselas para intentar revisar las solicitudes de asilo en centros de refugiados en torno al Mediterráneo, incluida África, y compartir la responsabilidad de los inmigrantes rescatados en el mar.

Ambos acuerdos fueron tachados inmediatamente de inviables y posiblemente contrarios a la ley de la Unión Europea sobre el derecho de asilo. La mayoría de países del norte de África ya han rechazado acoger dichos centros debido a posibles riesgos de seguridad, entre otros motivos.

Para conseguir que el plan alemán funcione, Berlín tendrá que garantizar acuerdos bilaterales con los estados de la UE en los que los inmigrantes hayan solicitado asilo en primer lugar para deportarlos si fuera necesario. Berlín afirma que 14 países han acordado empezar a negociar, pero será difícil llegar a acuerdos en aquellos países que más los necesitan, Italia y Austria, cuyos gobiernos mantienen una línea firme contraria a la inmigración.

Austria dijo que puede verse obligada a proteger sus propias fronteras al sur del país, como las que comparte con Italia y con Eslovenia, para detener el tránsito de inmigrantes por el sur.

Con Italia y Malta rechazando la entrada de barcos de rescate los últimos días, desviándolos a España, grupos de derechos humanos afirman que Europa va camino de ceder su derecho a reclamar el liderazgo en cuestiones humanitarias arraigado tras su propia experiencia en la Segunda Guerra Mundial.

“Me preocupa que el derecho internacional humanitario cada vez se trate más como una molestia”, dijo a Reuters el enviado de la UE para la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Eugenio Ambrosi.

“Uno podría pensar que la experiencia de la primera mitad del siglo XX debería habernos enseñado a todos una lección”.

Diplomáticos de UE y altos cargos temen que los estados miembros estén luchando e incluso endureciendo sus posturas mientras necesitan estar unidos para hacer frente a la salida de Reino Unido del bloque el próximo año, así como las tensiones con Rusia y el presidente de EEUU Donald Trump.

La inmigración también está jugando un papel de gran importancia en las políticas nacionales de los países europeos. Un enfrentamiento entre la canciller alemana Angela Merkel y su aliado conservador del sur amenazó con derrocar su gobierno de coalición, aunque la coalición parece segura por ahora.

“Estoy realmente convencida de que la cuestión migratoria determinará si Europa durará”, dijo la canciller Angela Merkel ante el parlamento alemán la semana pasada.

MENOS INMIGRANTES

Parte importante del problema es que la UE no ha podido distribuir entre su población de 500 millones de habitantes a dos millones de inmigrantes desde 2014, según datos de la ONU, en parte porque países como Polonia y Hungría se niegan a involucrarse.

Esto ha exacerbado de manera desproporcionada la presión en los países del sur de Europa como Grecia o Italia. Tres años después, el problema todavía no se ha resuelto.

El problema se ha convertido en un asunto principal de debate justo en un momento en que las cifras de inmigrantes que llegan a Europa están disminuyendo.

Tan solo cerca de 46.100 refugiados e inmigrantes han cruzado el mar afrontando sus peligros en lo que va de año, según datos de la ONU, una cifra que ni siquiera se acerca al millón de personas llegaron en 2015.

Unas 1.480 personas han fallecido en el mar este año en comparación con las casi 3.700 muertes registradas durante todo 2015.

De hecho, el acuerdo alcanzado en Bruselas puede valer menos que el papel en el que está escrito, afirman diplomáticos y altos cargos de la Unión Europea.

Información adicional de Steve Scherer en Roma; Traducido por Alba Calejero en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below