July 2, 2018 / 11:31 AM / in 3 months

Myanmar dictará la próxima semana el veredicto sobre dos periodistas de Reuters

RANGÚN (Reuters) - Un tribunal de Myanmar decidirá la próxima semana si procesa a los dos periodistas de Reuters acusados de haber obtenido documentos confidenciales, después de que fiscales y abogados defensores presentaran sus argumentos finales el lunes en el polémico caso.

En la imagen, el periodista de Reuters detenido en Myanmar a su llegada a la audiencia en Rangún, Myanmar, el 18 de junio de 2018. REUTERS/Ann Wang

El tribunal de Rangún ha celebrado audiencias desde enero para decidir si Kyaw Soe Oo, de 28 años, y Wa Lone, de 32, deberían ser juzgados según la Ley de Secretos Oficiales, creada en la época colonial. Una condena impuesta en el marco de esta ley conlleva una pena máxima de 14 años de prisión.

Cuando fueron arrestados en diciembre, los periodistas habían estado trabajando en una investigación sobre la muerte de 10 hombres y niños musulmanes rohinyás en un pueblo del estado occidental de Rakáin en Myanmar. Las muertes tuvieron lugar durante una represión militar que, según agencias de las Naciones Unidas, provocó la huida de 700.000 rohinyás a la vecina Bangladés.

Los abogados defensores solicitaron al juez que desestimara el caso, argumentando que la fiscalía no había conseguido aportar pruebas suficientes para justificar los cargos. Dijeron que los periodistas fueron arrestados por la policía en una operación que pretendía poner fin a su investigación.

“Los periodistas Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron víctimas de un plan orquestado por miembros de fuerzas de seguridad para atraparlos y silenciar una información veraz. El hecho de que hayan estado en prisión durante seis meses es una injusticia que viola el compromiso de Myanmar con el cumplimiento de la ley”, dijo el abogado defensor Khin Maung Zaw al juez Ye Lwin.

El abogado defensor dijo que la fiscalía tampoco había determinado cómo llegaron los supuestos documentos a manos de los periodistas, ni demostró de qué manera suponían una amenaza contra la seguridad nacional.

La fiscalía tampoco nombró al “enemigo” al que presuntamente intentaban apoyar los periodistas, dijo Khin Maung Zaw. La información de los documentos ya se había hecho pública, por lo que ya no era secreta, dijo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below