June 13, 2018 / 10:41 AM / 4 months ago

Italia mantiene que no dejará atracar al Aquarius y eleva el pulso con París

ROMA (Reuters) - Italia dijo el miércoles que la decisión de cerrar sus puertos a cientos de inmigrantes a bordo de un barco humanitario era firme, mientras sube la tensión entre Roma y París sobre política migratoria.

En la imagen, inmigrantes después de ser rescatados por el MV Aquarius, un barco de búsqueda y rescate operado por SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo central, el 12 de junio de 2018. REUTERS/SOS Méditerranée

“No cambiaremos (de postura) sobre los barcos pertenecientes a organizaciones no gubernamentales”, dijo el ministro de Interior Matteo Salvini en una entrevista con el periódico Corriere della Sera.

“Los barcos pertenecientes a organizaciones extranjeras y que llevan banderas extranjeras no pueden dictar la política de inmigración de Italia”, dijo Salvini, que también es el líder de la Liga, un partido contrario a la inmigración.

Desde el domingo, cuando tanto Italia como Malta se negaron a dejarles atracar, unos 629 inmigrantes, entre los que se encuentran 11 niños y 7 mujeres embarazadas, están a bordo del Aquarius en aguas del Mediterráneo central.

Algunos de los inmigrantes hacinados del buque humanitario, en su mayoría procedentes del África subsahariana, fueron trasladados a dos barcos italianos, pertenecientes a la guardia costera y a la Armada italiana, y se dirigen todos juntos al puerto español de Valencia.

El suceso, acaecido una semana después de la toma de posesión del nuevo gobierno populista italiano, ha agudizado las tensiones en la Unión Europea sobre la inmigración.

Mientras España adoptó un tono diplomático con Italia cuando anunció que acogería a los inmigrantes, las relaciones entre Roma y París se han visto deterioradas con el estallido de acusaciones entre ambas partes.

El presidente francés Emmanuel Macron denunció la decisión de bloquear el Aquarius, operado por la organización humanitaria franco-alemana SOS Méditerranée, y afirmó que el derecho internacional obligaba a Italia a acoger a los inmigrantes.

“Existe cierto grado de cinismo e irresponsabilidad en el comportamiento del gobierno italiano respecto a esta dramática situación humanitaria”, dijo el portavoz del gobierno Benjamin Griveaux citando declaraciones de Macron a su gabinete.

La situación se agravó cuando el ministro de Asuntos Exteriores de Italia llamó a consultas al embajador francés para dar explicaciones sobre los comentarios de Macron.

También el miércoles por la mañana, un barco guardacostas italiano con 937 inmigrantes a bordo atracaba en Catania, Sicilia.

El ministro de Transporte Danilo Toninelli dijo que el hecho de que los inmigrantes rescatados por barcos italianos estuvieran atracando en Italia mostraba que el gobierno transalpino no era “inhumano o xenófobo”.

Más de 1,8 millones de personas han entrado en Europa desde 2014, de los que unos 640.000 han llegado a Italia, que ha pedido en el pasado que otros países asuman parte de las acogidas y compartan el coste de su atención.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below