January 11, 2020 / 10:16 AM / 6 months ago

BREAKINGVIEWS-Los inversores en infraestructuras se contagian de la fiebre tecnológica

Los cables RJ45 dentro del centro de datos operado por el operador de telecomunicaciones francés Iliad en París, Francia, el 4 de marzo de 2019. REUTERS/Christian Hartmann

HONG KONG, 9 ene (Reuters Breakingviews) - Un rincón poco sexy del mundo de las inversiones está empezando a mostrar un calentón. El brazo de inversión en infraestructura e inmobiliaria de Macquarie está en conversaciones avanzadas para comprar la compañía de centros de datos AirTrunk por más de 3.000 millones de dólares australianos (2.100 millones de dólares), según informó Bloomberg la semana pasada. El creciente consumo de datos está alimentando la demanda de centros de almacenamiento, especialmente en la región de Asia y el Pacífico. Es una nueva muestra de cómo la tecnología está convirtiendo cuestiones cotidianas en apuestas interesantes.

AirTrunk, que cuenta con el respaldo financiero de Goldman Sachs y TPG, está ocupada construyendo una red de los llamados centros de datos a hiperescala en Sídney, Hong Kong y Singapur, y planea una rápida expansión por toda la región. Este tipo de empresas, en las que la nube entra en contacto con la tierra, son las que están disfrutando de una bonanza récord en fusiones y adquisiciones: los volúmenes casi se triplicaron el año pasado, con 55 operaciones valoradas en un total de 14.400 millones de dólares, frente a las 22 operaciones valoradas en 5.500 millones de dólares del año anterior, según Dealogic.

Asimismo, el apetito por activos de rentabilidad fiable está acumulando múltiplos elevados. La australiana NextDC y la china GDS, que cotiza en la bolsa de Estados Unidos, cotizan a 29 y 45 veces el EBITDA del año pasado, respectivamente. Si partimos de que el ebitda contratado anualizado de AirTrunk se sitúa en más de 100 millones de dólares australianos, como informa el Australian Financial Review, el precio de venta propuesto, si incluye la deuda, podría ser de aproximadamente 30 veces dicha suma.

Las tendencias de uso de datos desde la adopción de la nube hasta la llegada del 5G implican que los desarrolladores no pueden mantener el ritmo de la demanda. En Asia-Pacífico, los usuarios de internet aumentaron un 10% interanual entre 2016 y 2018, según Jones Lang LaSalle. Mientras tanto, los ingresos globales para el mercado de centros de datos de “colocación”, donde las empresas proporcionan un espacio compartido y seguro para los servidores, están creciendo a una tasa anual compuesta del 15,7% y se espera que alcancen los 60.000 millones de dólares este año, según la empresa de servicios inmobiliarios.

Los almacenes también han recibido un impulso del aumento del comercio electrónico, ya que todos, desde Amazon a Walmart compiten por la velocidad de entrega: en Estados Unidos, Prologis acordó en octubre comprar Liberty Property Trust en una operación de casi 10.000 millones de dólares en acciones. Es cierto que en el pasado han estallado burbujas similares. Por ejemplo, la demanda de capacidad de los centros de datos se derrumbó entre 2001 y 2004 después de que estallara la burbuja de las puntocom. Sin embargo, en ausencia de indicios de crisis, la demanda debería impulsar aún más las operaciones de concentración en el sector.

En Twitter twitter.com/AlecMac11

(El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones vertidas en esta columna son responsabilidad exclusiva de su autor)

Editado por Una Galani y Katrina Hamlin; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below