August 27, 2011 / 10:13 AM / 7 years ago

La maratoniana Kiplagat lidera un podio keniata en Daegu

DAEGU, Corea del Sur (Reuters) - Edna Kiplagat tropezó cuando su compañera de equipo le hizo una zancadilla, pero se recuperó y encabezó el sábado un podio keniata en la maratón femenina, consiguiendo la primera medalla de oro del campeonato mundial de atletismo.

Edna Kiplagat tropezó cuando su compañera de equipo le hizo una zancadilla, pero se recuperó y encabezó el sábado un podio keniata en la maratón femenina, consiguiendo la primera medalla de oro del campeonato mundial de atletismo. En la imagen, el podio de la maratón femenina del mundial de Daegu el 27 de agosto de 2011. REUTERS/Lee Jae-Won

La policía, de 31 años, superó a sus compatriotas Priscah Jeptoo y Sharon Cherop en los dos últimos kilómetros de la carrera y se hizo con su primer título mundial en dos horas, 28 minutos y 43 segundos.

“Este es mi primer campeonato, he corrido y estoy feliz de haberlo ganado”, dijo Kiplagat a los periodistas.

“No he seguido ninguna estrategia especial, sólo he intentado acelerar tras 32 kilómetros... probablemente las etíopes no lograron seguirme después de eso”.

Jeptoo terminó 17 segundos por detrás de Kingplat, en 2:29:00, y Cherop se impuso a la etíope Aberu Kebede para hacerse con el bronce en 2:29:14, completando el primer podio compuesto por compatriotas en una maratón de un campeonato mundial.

A Kiplagat, que terminó tercera en la maratón de Londres de este año y ganó el de Nueva York del año pasado, Cherop le puso la zancadilla en el avituallamiento de bebida poco después de que se escapara con sus dos compatriotas keniatas y la etíope Kebede.

Sin embargo Cherop le ayudó a levantarse y el incidente no consiguió romperle el ritmo.

“Tenía miedo de haberme lesionado, pero estoy bien”, añadió Kiplagat.

El cielo nublado y una suave brisa ayudaron a mitigar los efectos de la alta humedad de la ciudad surcoreana de Daegu, pero los primeros 35 kilómetros se corrieron a ritmo estable mientras keniatas, etíopes y japonesas se empujaban en el amplio pelotón líder.

Kiplagat lideró la escapada a gran ritmo justo después de la señal de 35 kilómetros y, a pesar de su traspiés, corrió los últimos cinco kilómetros en 16 minutos y 11 segundos, asegurando la victoria.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below