10 de febrero de 2013 / 15:23 / en 5 años

ENTREVISTA-"La bestia" está de vuelta en un turbulento Málaga

MÁLAGA (Reuters) - Lastrado por problemas extradeportivos, entre ellos un enigmático propietario qatarí y una sanción de la UEFA para participar en competiciones europeas, el Málaga podría haber recuperado un arma imponente para su arsenal ofensivo de cara a la Liga de Campeones de esta temporada.

Lastrado por problemas extradeportivos, entre ellos un enigmático propietario qatarí y una sanción de la UEFA para participar en competiciones europeas, el Málaga podría haber recuperado un arma imponente para su arsenal ofensivo de cara a la Liga de Campeones de esta temporada. En la imagen de archivo, Julio Baptista celebra un gol con el Málaga en enero de 2011. REUTERS/Heino Kalis

El delantero brasileño Julio Baptista, apodado “la bestia” por su físico musculoso y su estilo de juego agresivo, finalmente volvió a jugar la semana pasada en el empate 1-1 en Liga contra el Zaragoza en La Rosaleda.

Baptista, de 31 años, había estado fuera de los terrenos de juego durante más de un año a causa de una fractura ósea en el pie y un rotura del tendón de Aquiles.

El Málaga tiene una defensa de garantías, pero a veces sufre de cara al gol y el regreso de Baptista podría ser el bálsamo para resolver los problemas del equipo andaluz de cara a su eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones contra el Oporto, cuya primera vuelta se disputará el 19 de febrero.

“La verdad es que después de un largo periodo puedo ver que me siento bien de nuevo”, dijo Baptista, que llegó al Málaga desde la Roma en enero de 2011 tras su paso por el Arsenal y el Real Madrid, en una entrevista con Reuters.

“Puedo aportar mi experiencia, mi forma de jugar, prácticamente nada ha cambiado”, añadió el brasileño.

“También creo que hay un cierto respeto entre nuestros oponentes por mi forma de jugar y por quién soy y creo que es algo que siempre ayudará también”.

“Mi gran objetivo es volver a ser el jugador que era antes de lesionarme y mostrar que sigo aquí”.

El Málaga ha realizado un sobresaliente debut en Liga de Campeones a pesar del turbulento verano pasado, cuando se publicó que el jeque Abdullah Al Thani, un miembro de la familia real qatarí, tenía intención de vender el club sólo dos años después de haberlo adquirido.

Algunos de sus mejores jugadores, como el centrocampista español Santi Cazorla, fueron vendidos y el futuro pareció desalentador.

Los problemas económicos se tradujeron en retrasos a los pagos a los jugadores y a los acreedores y la UEFA dictó una sanción que les impedirá jugar en las competiciones europeas y que entrará en vigor la próxima vez que se clasifique en los próximos cuatro años.

El Málaga ha apelado la suspensión en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

GRUPO FUERTE

La estabilidad parece haber regresado en los últimos meses, esencialmente gracias los éxitos en el terreno de juego bajo las órdenes del técnico chileno Manuel Pellegrini.

Baptista, que dijo que casi todos los sueldos retrasados habían sido ya abonados, cree que parte del secreto fue que los jugadores y el cuerpo técnico lograron aislarse de las dificultades institucionales del club.

“Nos alejamos de todas las cuestiones no futbolísticas y esa fue la clave”, dijo, antes de alabar a Pellegrini, un ex entrenador del Real Madrid conocido como “el ingeniero”.

“En todos los sitios en los que ha entrenado ha logrado crear grupos fuertes, no sólo de jugadores, sino también de personas, lo que es muy importante”.

“Desde mi punto de vista, el equipo está en una situación un poco más estable que hace cuatro o cinco meses. Nadie se imaginó nunca que el Málaga estaría entre los 16 mejores equipos de la Liga de Campeones”.

Sentado en las gradas del campo de entrenamiento del Málaga, Baptista nombró como sus favoritos para la Liga de Campeones de este año al Barcelona, campeón en 2011, y al Bayern de Múnich, actual subcampeón.

Ataviado con unas gafas de sol y vestido con una cazadora de cuero marrón y unos vaqueros, Baptista analizó su cruce en los octavos de final contra el Oporto, que visita Málaga en la vuelta el 13 de marzo.

“Apenas se pueden cometer errores a estas alturas de la competición”, dijo Baptista.

“Tienes que hacer una eliminatoria perfecta, jugando de forma inteligente cada partido. Sabiendo que no son sólo 90 minutos tienes que ser muy inteligente y estar tranquilo”.

“Es muy importante marcar fuera porque te da tranquilidad de cara al partido de vuelta en casa y esperemos conseguirlo”.

FUTURAS METAS

Preguntado sobre sus futuras metas, Baptista, que está casado con una española y tiene una hija pequeña, dijo que su prioridad inmediata es recuperar su forma y su toque.

Más allá, espera ganarse una plaza en la selección brasileña y añadir nuevos títulos a las dos Copas de América que ayudó a ganar a los sudamericanos en 2004 y 2007.

La última vez que jugó con Brasil fue con el seleccionador Dunga en el Mundial 2010 en un empate 0-0 contra Portugal.

“Dependerá de mi forma, cómo esté jugando”, dijo Baptista, añadiendo que no había contactado por el momento con el actual seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari.

“Todos sabemos, yo incluido, que tienes que estar a un gran nivel para ser convocado”.

/Por Iain Rogers/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below