9 de enero de 2013 / 19:18 / en 5 años

Hungría y Bulgaria recurrirán las sanciones de la FIFA por racismo

BUDAPEST/SOFÍA (Reuters) - Las federaciones de fútbol húngara y búlgara anunciaron el miércoles que recurrirán las sanciones de la FIFA que les obligarán a jugar a puerta cerrada un partido por sendos incidentes racistas protagonizados por sus seguidores el año pasado.

El castigo para Hungría se produjo por los cánticos antisemitas de los aficionados en un amistoso en casa contra Israel en agosto y la federación húngara (MLSZ) expresó su rechazo a estos incidentes, pero se mostró también descontenta con la sanción, que se aplicará en su partido de clasificación contra el Mundial de marzo contra Rumanía .

“Que la selección de Hungría deba cumplir el castigo en un partido vital en la competición internacional más prestigiosa del mundo por un incidente en un amistoso parece demasiado duro e injusto, incluso antes de recibir la sentencia detallada”, declaró la MLSZ.

“Por lo tanto, la MLSZ va a presentar un recurso en cuanto reciba la sentencia para que se tome una decisión más justa en proporción a lo ocurrido (en agosto)”.

En una declaración redactada de forma inusualmente contundente, la FIFA describió los incidentes de Sofía como “ofensivos, denigrantes y discriminatorios”, mientras que los incidentes de Budapest fueron calificados de “abominables”.

Hungría y Rumanía, que se enfrentan el 22 de marzo, están empatados con nueve puntos tras cuatro partidos y están a tres del líder del grupo, Holanda.

La FIFA también hizo pública el martes la misma sanción para Bulgaria, después de que sus seguidores realizaran cánticos racistas dirigidos al jugador danés Patrick Mtiliga cada vez que tocaba la pelota en un partido de clasificación para el Mundial en octubre en Sofía.

Bulgaria, cuyo próximo partido de clasificación para el Mundial es contra Malta el 22 de marzo, fue también multada con 35.000 francos suizos (unos 29.000 euros).

La federación búlgara (BFU), criticó a la FIFA por la decisión y dijo que apelará la sanción.

“Nuestro principal motivo es que hemos sido castigados desproporcionadamente por el racismo y comportamiento discriminatorio de un pequeño grupo de seguidores en el partido entre Bulgaria y Dinamarca”, dijo el presidente de la BFU, Borislav Mihaylov, a través de un comunicado.

“(Hemos sido sancionados) no sólo con un partido a puerta cerrada, sino que también hemos sido multados con 35.000 francos suizos”.

“De hecho, hemos sido sancionados dos veces por lo mismo, lo cual no es justo”, añadió Mihaylov, que también es miembro del comité ejecutivo de la UEFA.

La BFU dijo que buscaría el apoyo del Ministerio del Interior para tratar de identificar a los alborotadores e imponer prohibiciones de acceso a estadios “durante mucho tiempo”.

Bulgaria ha realizado un sólido inicio en el Grupo B de clasificación para el Mundial y está invicto en segunda plaza a cuatro puntos del líder, Italia.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below