for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Deportes

Interrumpen el rally de Australia a pedradas

SÍDNEY, Australia (Reuters) - El primer día completo del rally de Australia se vio inmerso en el caos el viernes después de que unas manifestaciones de protesta obligaran a cancelar dos tramos.

El primer día completo del rally de Australia se vio inmerso en el caos el viernes después de que unas manifestaciones de protesta obligaran a cancelar dos tramos. Imagen del 3 de septiembre del líder provisional de la carrera, el finlandés Jari-Matti Latvala, conduciendo su Ford en un tramo especial cerca de Murwillumbah, a unos 100 km al sur de la ciudad australiana de Brisbane. REUTERS/Jeremy Rogers/Handout

Varios coches, entre ellos el del pentacampeón del mundo Sébastien Loeb, fueron recibidos a pedradas mientras los antidisturbios acudían para investigar los avisos de que se habían colocado grandes rocas en la ruta y se habían cortado varias vallas para permitir que el ganado ocupara la carretera.

La policía envió un helicóptero al lugar pero no se hicieron arrestos, aunque el superintendente Michael Kenny dijo que la investigación sigue abierta.

“Los manifestantes implicados en este incidente de lanzamiento de piedras han mostrado un desprecio total por la seguridad de los competidores y de las autoridades implicadas en la etapa de hoy”, dijo a la prensa.

“Su comportamiento tuvo el potencial de herir gravemente o matar a alguien”.

Los organizadores de la prueba cancelaron inmediatamente el sexto tramo del día en la competición que transcurre por Nueva Gales del Sur, en el norte del país, ante los temores por la seguridad de pilotos y espectadores. Luego cancelaron un segundo tramo por la tarde por precaución.

“A algunas personas no les gusta que estemos delante de su casa, pero yo no he pedido venir aquí”, dijo el francés Loeb a los periodistas. “Puedo entender por qué a algunos no les gusta el rally, pero yo tengo mi trabajo”.

LATVALA, POR DELANTE

El rally se está celebrando por primera vez en la costa este del país, pero ha sido recibido con críticas por organizaciones ecologistas. Entre 1989 y 2006 transcurrió cerca de Perth, en el oeste, pero se cambió a Nueva Gales del Sur debido a problemas financieros.

Según grupos ecologistas, la carrera daña la flora local y asusta a los animales, y han lanzado una campaña sin éxito para evitar su celebración.

“Me parece terrible que alguien quiera optar por la violencia. Sin embargo, puedo entender de dónde viene”, dijo el viernes Fiona McCormick, del Grupo No Rally, a Australian Broadcasting Radio. “Viene de la sensación de la gente de no tener poder, ¿qué van a hacer?”

Las protestas ensombrecieron totalmente la etapa, que acabó con el finlandés de Ford Jari-Matti Latvala como líder con 2,2 segundos de ventaja.

El piloto de 24 años ganó seis de los 11 tramos, superando al francés de Citroën Sébastien Ogier, que ganó otros tres, incluyendo los dos últimos.

Loeb terminó tercero a 22 segundos, seguido de su compañero de equipo, el español Dani Sordo y del líder del campeonato, el también finlandés Mikko Hirvonen. El francés está a tres puntos de Hirvonen en la general tras nueve de las 12 carreras de la temporada.

El Rally de Australia, la antepenúltima prueba del Mundial, termina el domingo.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up