January 26, 2020 / 4:33 PM / 4 months ago

Barty se enorgullece de herencia tras su victoria en el Día de Australia

MELBOURNE, 26 ene (Reuters) - La cabeza de serie australiana Ash Barty dijo sentirse orgullosa de su herencia indígena, pero desvió las preguntas sobre el polémico día festivo nacional australiano tras avanzar el domingo a los cuartos de final en el Abierto de Australia.

La australiana Ashleigh Barty da la mano a la estadounidense Alison Riske tras su partido de octavos de final del Abierto de Australia en el Melbourne Park en Melbourne, Australia, el 26 de enero de 2020. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Nacida en Queensland, Barty deleitó a la multitud presente en el Rod Laver Arena al remontar un set y vencer a la estadounidense Alison Riske por 6-3, 1-6 y 6-4 en el Día de Australia, que celebra la llegada de los barcos británicos al continente en 1788.

Muchos indígenas australianos han pedido la eliminación de esta festividad, a la que consideran el “Día de la Invasión” o el comienzo de la colonización blanca.

“Soy una mujer indígena extremadamente orgullosa. No me corresponde a mí decidir qué día es el Día de Australia”, dijo Barty a los periodistas.

“Estoy extremadamente orgullosa de mi patrimonio. Eso va a seguir siendo así todos los días de todos los años durante el resto de mi vida. Realmente no importa qué día sea”, afirmó.

“Quiero ser amable cada día, quiero ser honesta, quiero ser humilde, quiero dar lo mejor de mí. Eso es todo lo que me importa”, dijo Barty.

La australiana está considerada la mejor opción del país para poner fin a la larga espera de una primera campeona local desde que Chris O’Neil ganara el torneo en 1978.

Su victoria sobre el la número 18 en el ránking ATP, Alison Riske, llegó un día después de que fuera nombrada Joven Australiana del Año, haciendo honor a su liderazgo ránking y a su victoria en el Abierto de Francia el año pasado.

“Es simplemente increíble. Es un privilegio, un honor y una lección de humildad”, dijo Barty.

Apoyada por numerosos seguidores que gritaban “¡vamos Barty, vamos de fiesta!” (un juego con el apellido de la tenista y la palabra inglesa “party”), la australiana ganó con facilidad el primer set contra Riske, pero tuvo dificultades para lidiar con las ráfagas de viento en el segundo, lo que permitió a la estadounidense igualar el partido a un set.

El set decisivo fue un asunto más complicado, ya que, pese a conseguir retomar terreno, Riske fue incapaz de imponerse en su servicio, fallando dos veces el punto de partido para sellar la victoria de Barty.

“Se trataba simplemente de adaptarse y tratar de jugar lo mejor posible”, dijo Barty.

“Era importante tratar de aguantar y quedarse, de luchar por cada punto desde el final, donde estabas contra el viento, y aprovecharlo al máximo cuando estabas a su favor”, añadió.

Barty se enfrentará a la séptima en la serie, la checa Petra Kvitova, que derrotó a la australiana en la misma ronda el año pasado antes de perder contra Naomi Osaka en la final.

Información de Rozanna Latiff; Editado por Frances Kerry y Clare Fallon; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below