December 22, 2017 / 2:19 PM / a year ago

Condenado el promotor de la pitada al himno en la final de Copa de 2015

En la imagen, el Nou Camp iluminado por la afición en junio de 2015. REUTERS/Gustau Nacarino -

MADRID (Reuters) - La Audiencia Nacional ha multado con 7.200 euros a Santiago Espot, presidente ejecutivo de Catalunya Acció, por un delito de injurias a la Corona y otro de ultrajes a España al promover a través de Facebook una pitada al himno y a Felipe VI en la final de la Copa del Rey de 2015.

Los silbidos se produjeron antes del comienzo del partido entre el Barcelona y el Athlétic de Bilbao, a la que asistía el rey para entregar el trofeo que lleva su nombre, en el Camp Nou, que en los últimos años ha sido un escenario en el que los independentistas catalanes han hecho llegar sus mensajes.

El texto defendía que la final de la Copa entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao era “una ocasión inmejorable para manifestar una vez más que queremos dejar de ser súbditos del reino de España”, y pedía a los asistentes mostrar “sonoramente su desacuerdo, tanto por la presencia del monarca como por el sonido de los acordes del himno español, con una sonora pitada”. Al manifiesto se unieron decenas de entidades independentistas.

El juez consideró que la publicación no estuvo amparada por el derecho a la libertad de expresión y considera que era un “plan preconcebido y planificado por él mismo (Espot) con el deliberado y firme propósito de ofender y menospreciar al Jefe de Estado español y al himno nacional”.

“No tengo la sentencia. En el Estado español los periodistas conocen antes la sentencia que los propios acusados. Me he enterado por un amigo y sé que se me condena por injurias a una multa de 7.200 euros, ‘casualmente’ el día 22”, ha dicho a Reuters Espot, que defendió durante el juicio haber hecho uso de su libertad ideológica.

“La libertad de expresión, como dijo un juez inglés en los años 90, es la sangre de la democracia. Con esta sentencia España demuestra lo que ya sabía, que se desangra”, ha concluido.

La sentencia, que podrá recurrir en un plazo de diez días, sale a luz en un día de tensiones e incertidumbre política tras unas elecciones en Cataluña en las que el bloque independentista ha obtenido mayoría.

La pitada de 2015 no fue la primera. En las finales del mismo título en 2009 y 2012, partidos que se disputaron los mismos equipos, ocurrió algo similar. Concretamente, en 2009, el entonces director de Deportes de Televisión Española Julián Reyes fue despedido un día después del partido por la interrupción de la emisión durante el himno.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below