February 5, 2020 / 4:36 PM / 2 months ago

Activistas por el clima suben presión sobre proyecto de Siemens para mina de carbón

MÚNICH, 5 feb (Reuters) - Siemens vio el miércoles aumentar la presión ejercida por parte de activistas contra el cambio climático y de sus propios accionistas por un contrato para abastecer una mina de carbón en Australia, exigiendo a su consejero delegado Joe Kaeser que cancele el acuerdo.

Alrededor de 200 personas con pancartas y megáfonos protestaron en Múnich contra el acuerdo de suministro de tecnología de señalización frente donde la empresa alemana de ingeniería celebraba su junta anual.

En el interior, una procesión de accionistas hacía cola para apoyar las demandas de los manifestantes, preocupados por el impacto ambiental y las emisiones de carbono del proyecto.

En un evento en el que la empresa anunció unos beneficios más débiles de lo esperado, Kaeser dijo que Siemens se convertiría en climáticamente neutral en 2030, considerando “casi grotesco” que los activistas medioambientales hicieran blanco de sus críticas al grupo.

“Las exigencias planteadas son legítimas, pero no proponen soluciones inmediatas”, dijo Kaeser a los periodistas.

En virtud de un contrato acordado el año pasado, Siemens proporcionará tecnología de señalización para una línea de ferrocarril que transportará el carbón de una remota mina gestionada por el grupo indio Adani (ADEL.NS) en Queensland, en Australia.

Los accionistas del grupo también expresaron su preocupación por el impacto del contrato de 18 millones de euros (19,80 millones de dólares) y el daño que podría causar a la reputación de Siemens. “Con un examen cuidadoso de todos los riesgos ambientales y de imagen, Siemens nunca debería haber firmado este contrato”, dijo Vera Diehl, una gestora de cartera de Union Investment, que posee una participación del 0,6% en el conglomerado industrial alemán.

POR DEBAJO DE LO PREVISTO

Siemens informó el miércoles de sus resultados del primer trimestre, los cuales no cumplieron las previsiones tras una ralentización de su negocio de automatización industrial y por problemas en sus negocios de energía (electricidad, gas y Siemens Gamesa).

El beneficio de explotación industrial de Siemens cayó un 30%, a 1.430 millones de euros (1.580 millones de dólares), por debajo de las previsiones de los analistas consultados por la compañía, que esperaban que la cifra de consenso fuera de 1.880 millones de euros.

Los ingresos aumentaron ligeramente hasta 20.320 millones de euros, inferiores así y con todo a una previsión de 20.630 millones de euros.

La compañía confirmó su previsión de beneficios por acción para todo el año en el rango de 6,30 a 7,00 euros, tras haber registrado 1,33 euros durante el primer trimestre.

“Hemos tenido mejores trimestres en el pasado”, dijo Kaeser, si bien añadió que Siemens recuperará terreno en la segunda mitad del año y alcanzará sus objetivos después de un comienzo lento.

A pesar de estos resultados, el plan de la compañía de separar su negocio de energía y fusionarlo con el de aerogeneradores sigue adelante para su finalización prevista en septiembre, dijo.

El martes, Siemens anunció que comprará la participación del 8,1% de Iberdrola en Siemens Gamesa por 1.100 millones de euros y que transferirá las acciones del grupo germano-español a su nueva filial Siemens Energy.

$1 = 0,9091 euros Información de John Revill, información adicional de Joern Poltz; editado en inglés por Michelle Martin y Timothy Heritage; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below