April 3, 2018 / 1:45 PM / in 3 months

ACTUALIZA 1-Montoro presenta unos presupuestos que nacen en coma

(Reenfoca información, añade declaraciones y detalles)

Por Blanca Rodríguez y Carlos Ruano

MADRID, 3 abr (Reuters) - El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ofició el martes la ceremonia de puesta de largo de unos Presupuestos que, además de llegar con retraso, tienen a día de hoy pocas posibilidades de ser aprobados y podrían forzar al gobierno del PP a adelantar las elecciones.

El gobierno en minoría del PP solo tiene garantizado a día de hoy el apoyo de 170 escaños, a seis de la mayoría del Congreso que permitiría validar unas cuentas que incorporan un guiño a los pensionistas y otros potenciales votantes aprovechando el crecimiento para bajar impuestos y subir algunas pensiones.

“Los grupos políticos presentes sabrán asumir su responsabilidad a la hora de propiciar que España tenga un proyecto de presupuesto nuevo del que depende la renta de más de 13 millones de personas directamente y que favorece tanto al crecimiento económico como al empleo”, dijo Montoro en la presentación del proyecto de cuentas públicas en el Congreso.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV), que permitió pasar los últimos presupuestos con sus cinco diputados, ha dicho por activa y por pasiva que ni siquiera negociará las cuentas en tanto en cuanto se mantenga la intervención estatal en Cataluña, que parece prorrogarse sine die a la vista de la imposibilidad de formar gobierno en la región.

Mientras el gobierno del PP apela a la “responsabilidad” de otras fuerzas para no tener que mantener los presupuestos prorrogados de 2017, la oposición califica las cuentas de “electoralistas”.

“Son unos buenos presupuestos, que benefician a mucha gente y no perjudican a nadie”, dijo Mariano Rajoy en una rueda de prensa durante su visita oficial en Argelia. “Yo hablaré con todas las fuerzas políticas que quieran colaborar, hay algunos que no quieren colaborar y no se cansan de decirlo”.

El principal partido de la oposición, el PSOE, negó recientemente los “cinco votos al azar” que llegó a solicitar el PP para sacar adelante las cuentas.

“No apoyaremos unos presupuestos que colocan a España en el furgón de cola del gasto social”, dijo el martes la portavoz del PSOE en el Congreso.

“Los presupuestos del PP son una tomadura de pelo”, dijo el líder de la formación antiausteridad Podemos, Pablo Iglesias, tras acusar al gobierno de dar “la espalda a las necesidades reales de la ciudadanía”.

El Gobierno argumenta que si no consigue pasar estos presupuestos, teóricamente podría seguir prorrogando los de 2017 y no convocar elecciones hasta las previstas en junio de 2020.

Pero las fuerzas de la oposición coinciden en que si la cámara da la espalda a las cuentas deberían convocarse elecciones, con las encuestas vaticinando una victoria del partido liberal Ciudadanos que, en una hipotética coalición con el PP, tendría mayoría absoluta.

“La estabilidad política es la base de la recuperación económica y del crecimiento económico y del empleo”, advirtió Montoro.

El Congreso tiene previsto debatir las enmiendas a la totalidad los próximos 25 y 26 de abril, primera prueba de fuego para el proyecto.

EL ELEVADO COSTE DE LA SEGURIDAD SOCIAL

El proyecto contempla un préstamo de 15.164 millones de euros para equilibrar las deficitarias cuentas de la Seguridad Social y pagar las pensiones, un 30,4 por ciento por encima de lo prestado el año anterior.

Con el pago de alrededor de 9,5 millones de pensiones y una nómina mensual que roza los 9.000 millones de euros, la Seguridad Social cerró 2017 con un déficit de unos 18.800 millones de euros, equivalente al 1,61 por ciento del PIB.

El recurso a un nuevo préstamo presupuestario pretende evitar que se vacíe el fondo de reserva de la Seguridad Social, la llamada hucha de las pensiones, que llegó a acumular un saldo de 67.000 millones de euros en 2011 y que a finales de 2017 tenía unos 8.000 millones de euros.

Mientras que el resto de las administraciones públicas contemplan el equilibrio presupuestario entre 2018 y 2020, las proyecciones para la Seguridad Social son de déficit del 1,1 por ciento en 2018, 0,9 por ciento en 2019 y 0,5 por ciento en 2020.

Editado por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below