August 20, 2010 / 9:42 AM / 9 years ago

Al Qaeda se atribuye el último atentado en Irak

BAGDAD (Reuters) - La rama de Al Qaeda en Irak se atribuyó el viernes la responsabilidad por el atentado suicida contra un centro de reclutamiento en Bagdad en el que fallecieron al menos 57 soldados y reclutas.

La rama de Al Qaeda en Irak se atribuyó el viernes la responsabilidad por el atentado suicida contra un centro de reclutamiento en Bagdad en el que fallecieron al menos 57 soldados y reclutas. En la imagen, varias personas lloran la pérdida de familiares en el atentado de Bagdad. REUTERS/Saad Shalash

En uno de los incidentes más letales del año, un suicida se inmoló el martes entre una multitud de hombres jóvenes que esperaban para entregar su solicitud para unirse al ejército iraquí.

El ataque ocurrió antes de que Estados Unidos ponga fin a sus operaciones de combate en Irak el 31 de agosto, un hito en la guerra lanzada por el ex presidente George W. Bush hace siete años y medio. El número de soldados estadounidenses caerá hasta los 50.000 a finales de mes, desde los 52.000 actuales.

En un comunicado publicado en una página web a menudo utilizada por islamistas, el Estado Islámico de Irak (ISI), un afiliado local de Al Qaeda, dijo que el objetivo del atentado se encontraba en un área altamente segura.

“Uno de los héroes del Estado Islámico (...) armado con un chaleco de explosivos, atentó contra un rebaño de infieles y otros apóstatas que vendieron su religión por poco dinero”, dijo el comunicado.

Agregó que los reclutas se estaban ofreciendo como armas en una guerra contra los suníes alentada por las autoridades chiíes de Irak.

“Nuestro hermano accionó y explotó su chaleco después de precipitarse entre la multitud”, agregó el comunicado.

El conflicto sectario entre la minoría suní y la mayoría chií que comenzó después de la invasión liderada por Estados Unidos en 2003 ha disminuido en gran parte, pero aún persiste una resistente insurgencia islamista suní que se opone al control chií del país y continúan los ataques.

Los insurgentes han tratado de explotar un vacío político creado por el fracaso de las facciones suníes, chiíes y kurdas para llegar a un gobierno de coalición cinco meses después de unas elecciones parlamentarias.

Las autoridades estadounidenses e iraquíes dicen que los ataques también son un mensaje para que los seguidores de estos grupos vean que siguen siendo efectivos a pesar de una serie de reveses a la red de Al Qaeda, como una ofensiva en abril en la que murió Abu Ayub al Masri, líder de Al Qeda en Irak.

El general Ray Odierno, el máximo militar estadounidense en Irak, dijo a principios de junio que 34 de los 42 principales líderes de Al Qaeda habían muerto o sido capturados en los 90 días anteriores.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below