11 de mayo de 2011 / 6:19 / en 6 años

Obama defiende la reforma migratoria en la frontera con México

Por Patricia Zengerle

WASHINGTON, 11 may (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hizo el martes una apasionada defensa de la reforma de las políticas de inmigración en un discurso en la frontera con México, intentando llegar a los votantes hispanos cuyos votos necesita para la reelección el próximo año.

Sin embargo, no ofreció iniciativas concretas o plazos para presentar la ley, lo que subraya el hecho de que es poco probable que el mandatario logre aprobar una reforma antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2012.

Obama, cuya reelección depende en gran parte de la salud de la economía estadounidense, sostiene que la reforma de la inmigración tendría beneficios económicos para la clase media y para los empresarios mientras que también mejora la seguridad nacional.

"Una manera de fortalecer la clase media en Estados Unidos es reformar el sistema de inmigración, para que no haya más una economía clandestina masiva que explote la mano de obra barata al tiempo que deprime los salarios del resto", indicó el mandatario.

"Es por eso que la reforma del sistema de inmigración es un imperativo económico", agregó.

En agosto, Obama firmó una ley de 600 millones de dólares para reforzar la seguridad en la frontera con México, incluyendo medidas como la contratación de 1.500 agentes de patrulla en la frontera, inspectores de aduana y agentes de seguridad.

Por el momento, hay tropas de la Guardia Nacional que fueron enviadas a la zona mientras se entrena a nuevos agentes.

"La verdad es que las medidas que pusimos en vigor están teniendo resultados. Durante los últimos dos años y medio, hemos confiscado un 31 por ciento más de drogas, un 75 por ciento más de dinero, un 64 por ciento más de armas que antes", indicó Obama.

Sin embargo, el mandatario dijo que los opositores a la inmigración nunca estarían conformes, pese a cualquier control más estricto que haya entrado en vigor.

"Ellos querían un muro", dijo a la multitud, hablando en mangas de camisa durante un día caluroso y soleado.

"Tal vez necesitarán un foso. Tal vez, querrán cocodrilos en el foso", indicó.

Obama ha prometido en varias ocasiones arreglar el sistema estadounidense de inmigración para solucionar los asuntos de ciudadanía y facilitar la planificación de los empresarios, pero la cuestión ha quedado en un segundo plano por temas como la recuperación económica o la reforma sanitaria.

Parte de la defensa de la Casa Blanca de la reforma se vincula con la economía - un gran tema en la campaña para la reelección de 2012.

Se calcula que hay 11 millones de inmigrantes ilegales viviendo en Estados Unidos, muchos de ellos latinoamericanos que cruzaron la porosa frontera de 3.220 kilómetros con México.

Un alto cargo del Gobierno de Obama dijo que el coste de la reforma rondaría los 54.000 millones de dólares, pero el aumento de los ingresos sería de 66.000 millones de dólares.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below