24 de marzo de 2011 / 20:10 / hace 7 años

La crisis de Portugal se apodera de la cumbre europea

Por Julien Toyer

BRUSELAS, 24 mar (Reuters) - La crisis política en Portugal, que forzó la dimisión del primer ministro, dominó el jueves el comienzo de la cumbre de la Unión Europea, complicando aún más los intentos por resolver los problemas de deuda que aquejan al bloque.

El primer ministro luso, José Sócrates, renunció el miércoles después de que el parlamento portugués rechazara el plan de austeridad que el Gobierno lanzó para evitar un rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

A pesar de haber renunciado, Sócrates participó en la cumbre y recalcó su postura de rechazar el rescate, al menos hasta que se forme un nuevo gobierno en Portugal, probablemente después de las elecciones anticipadas que tendrán lugar en dos meses.

“El Gobierno continuará luchando contra la posibilidad de recurrir a la ayuda extranjera”, dijo el secretario de gabinete Pedro Silva Pereira en Lisboa.

El principal líder de oposición, Pedro Passos Coelho, quien espera desbancar al partido socialista, al cual pertenece Sócrates, dijo en Bruselas que esperaba que Portugal pudiera evitar el rescate.

La caída del Gobierno dejó a Portugal en un limbo y develó los obstáculos políticos a los que se enfrenta la zona euro para resolver la crisis de la deuda, que se ha profundizado en el último año.

“Estas son malas noticias”, dijo el primer ministro holandés Mark Rutte.

“Si quieres un rescate, primero tienes que mostrar que estás resolviendo tus problemas, que estás controlando la deuda, que tus finanzas públicas están en orden”, agregó.

Sólo hace un par de días, se esperaba que la cumbre de dos días entregara un “paquete integral” de nuevas medidas que reafirmaran a los mercados financieros, pero ahora los líderes han tomado la ofensiva y lucharán por mostrar unidad y resolución.

La canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país es el principal aportador de capital de la zona euro, dijo que quien fuera que formara el Gobierno portugués debería ajustarse a los compromisos de reducción del déficit acordados por la actual administración.

Altos cargos de la zona euro creen que Portugal puede necesitar entre 60.000 y 80.000 millones de euros de ayuda del mecanismo de rescate y del Fondo Monetario Internacional, pero las negociaciones con Lisboa no han comenzado y tendrán que esperar hasta que se forme un nuevo Gobierno.

Además un asunto técnico como la reforma del Fondo Europeo de Rescate Financiero pone en riesgo la confianza de los mercados para resolver la crisis.

Merkel ha pedido cambios para los plazos de aportación de capital, para financiar el nuevo fondo MEDE, que contaría con un total de 500.000 millones de euros.

Es improbable que la cumbre haga algún progreso sobre la reducción de los tipos de interés de los préstamos de rescate para Irlanda.

Dublín afirma que los tipos son tan altos que podrían dañar a la economía irlandesa, pero los acuerdos sobre las reducciones se han estancado por la negativa del Gobierno a subir los bajos impuestos a la empresas y por las dudas sobre si los bancos locales pueden necesitar más capital de lo estipulado en un comienzo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below