October 28, 2010 / 11:13 AM / 10 years ago

Crece el apoyo en la UE para cambiar el Tratado de Lisboa

BRUSELAS (Reuters) - La Unión Europea señaló el jueves que está preparada para respaldar el llamamiento de Alemania y Francia para introducir cambios limitados en su principal tratado con el objetivo de mejorar las defensas frente a nuevas crisis financieras.

Francia cree que los dirigentes de la Unión Europea adoptarán un acuerdo francoalemán sobre normas presupuestarias en su cumbre del jueves y viernes, y rechazó como un "incordio" a la comisaria europea que calificó de irresponsable la iniciativa bilateral. En la imagen, el presidente francés Nicolas Sarkozy (I) y la canciller alemana Angela Merkel pasean cerca del mar en Deauville, el 18 de octubre de 2010. REUTERS/Philippe Wojazer

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tenían previsto aprobar en el Consejo Europeo que se celebra jueves y viernes en Bruselas una serie de nueva normas presupuestarias, que incluyen sanciones para los estados que no mantengan a raya su deuda y déficit, para ayudar a lidiar con nuevos problemas de deuda soberana como los que sufre Grecia.

Pese a la hostilidad inicial a la propuesta, los comentarios de los dirigentes europeos mostraron que está aumentando el apoyo para introducir cambios al Tratado de Lisboa, de forma que se pueda crear un sistema permanente para gestionar crisis de deuda soberana.

Algunos líderes se oponen a cambios de largo alcance, en parte porque enmendar un tratado que precisó ocho años de negociación y entró en vigor hace sólo 10 meses tendría dificultades para conseguir el apoyo de los europeos, pero muchos dijeron que respaldarían cambios limitados si eran necesarios.

Los dirigentes son conscientes de que cualquier señal de que están cediendo en el intento de endurecer la disciplina presupuestaria podría desestabilizar los mercados financieros, preocupados por los problemas de deuda en los países de la zona euro como Portugal, Irlanda y Grecia.

“Hoy dejaré claro que, desde mi punto de vista, una política que pone el euro en peligro, que pone en riesgo la unión monetaria, es una política que también hace tambalear los principios básicos de la Unión Europea”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel, cuando llegó a la cumbre.

“Necesitamos un mecanismo que incluya también a bancos y fondos, que ganan altos intereses y eso significa que no sea sólo el contribuyente quien tenga la responsabilidad exclusiva”, dijo, reiterando cómo debería funcionar el mecanismo permanente.

También repitió los llamamiento para que los países de la eurozona pierdan temporalmente sus derechos de voto si no mantienen a raya sus presupuestos. Pero la mayoría de países dijeron que eso es inaceptable, y se prevé que sea bloqueada.

UN MAYOR IMPULSO

Alemania quiere modificaciones limitadas para asegurar que existe un sistema permanente destinado a la resolución de conflictos en los países que usan el euro. Ha amenazado con bloquear las reformas presupuestarias si no se llega a un acuerdo.

Muchos de los 27 estados miembros de la UE ven lógica la propuesta alemana y podrían apoyarla en principio, pero necesitan convencerse de que es necesario cambiar el tratado para establecer ese mecanismo, y quieren que cualquier enmienda pactada esté definida claramente.

Cualquier cambio en el Tratado de Lisboa debe ser aprobado por unanimidad y ratificado por todos los países miembros, bien en una votación parlamentario o a través de un referéndum. El Parlamento Europeo también debe estar de acuerdo.

En una muestra de que podría estar creciendo la idea de modificar el tratado, países como Finlandia, Gracia, Suecia y Reino Unido, junto con Polonia, Eslovaquia e Irlanda, señalaron que respaldarían la enmienda, aunque Varsovia la vinculó a su apoyo a un acuerdo sobre la reforma de pensiones.

“La zona del euro necesita un mecanismo de crisis permanente y creíble, para asegurar la estabilidad económica de la zona euro en su conjunto”, dijo el primer ministro finlandés, Mari Kiviniemi, cuyo país se había mostrado contrario a una medida de estas características. “Si este nuevo sistema obliga a cambiar el tratado, entonces debería hacerse”.

José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, dijo que podría abordarse la discusión del cambio del texto si es necesario para mejorar la capacidad de la UE para responder a crisis económicas y financieras.

En un acuerdo firmado el 18 de octubre en la localidad gala de Deauville, Francia y Alemania dijeron que querían tener propuestas concretas sobre la mesa antes de la Consejo Europeo del próximo marzo.

La idea de Alemania es tener los cambios en vigor antes de 2013, cuando expira el mecanismo temporal de la UE para manejar la crisis de deuda de la eurozona, valorado en 440.000 millones de euros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below