23 de septiembre de 2010 / 15:03 / hace 7 años

ACTUALIZA 2 -Una nueva huelga desafía las reformas de Sarkozy

(Actualiza con citas, detalles, cambia autor)

Por Brian Love

PARÍS, 23 sep (Reuters) - Los sindicatos franceses organizaron el jueves la segunda huelga de 24 horas en un mes contra la impopular reforma de las pensiones del presidente Nicolas Sarkozy, tratando de obligarle a dar marcha atrás a sus planes de retrasar la edad de jubilación de 60 a 62 años.

Los paros obligaron a las aerolíneas a cancelar el 40 y el 50 por ciento de los vuelos y también redujo a la mitad los servicios ferroviarios regionales.

Cientos de miles de personas salieron a las calles en todo el país, hasta tres millones según los sindicatos, y casi un millón, según la policía. La cifra de los sindicatos fue ligeramente mayor que la de las manifestaciones de la anterior huelga, el 7 de septiembre, mientras que la de la policía sería ligeramente inferior.

Corresponsales de Reuters TV vieron algunos enfrentamientos entre policías y manifestantes cerca de la sede de la federación de trabajadores franceses, Medef, en París.

Los sindicatos esperaban que el resultado de las protestas obligara al Gobierno a dar marcha atrás con la reforma, que además de elevar el mínimo de edad para jubilarse también sube los años a los que una persona se podrá retirar con pensión completa, de 65 a 67.

“Si el Gobierno no altera su posición intransigente, obviamente será nuestra tarea y nuestra responsabilidad como sindicatos preparar nuevas iniciativas”, dijo Bernard Thibault, líder del sindicato CGT.

Una huelga parcial interrumpió la programación de las emisoras públicas France Info y France Inter y la versión vespertirna del diario Le Monde no apareció.

El Gobierno dice que la ley es esencial para erradicar un creciente déficit en el sistema de pensiones, frenar una deuda pública en aumento y preservar el codiciado ráting de crédito AAA de Francia, que le permite acceder a préstamos a tasas bajas.

El ministro de Trabajo, Eric Woerth, encargado de conducir el proyecto de ley a través del Parlamento, prometió seguir adelante independientemente de las protestas, diciendo a los periodistas el miércoles que no hay alternativa.

“Si no se reforma, simplemente no será viable y no podremos pagar las pensiones de los franceses”, dijo Woerth.

Los sindicatos y la oposición de izquierdas consideran injustos los planes de retrasar la edad de jubilación a los 62 años en el año 2018, elevar las contribuciones de los funcionarios públicos a niveles del sector privado y hacer trabajar más tiempo a la gente para recibir una pensión completa.

La cámara baja del Parlamento aprobó el proyecto de ley la semana pasada pero aún tiene que pasar por el Senado, que tiene previsto debatir las medidas el próximo mes. El centroderecha en el poder tiene mayoría en la cámara alta, pero algunos senadores conservadores han dicho que intentarán que se aprueben modificaciones.

Los sindicatos se reunirán el viernes para decidir qué harán próximamente. Algunos, como Force Ouvrière y la radical Sud Rail, quieren mantener las huelgas, pero está por ver si la mayoría de los trabajadores estará dispuesta a sacrificar varios días de paga para enfrentarse a un Gobierno que parece decidido, aunque un sondeo de Viavoice mostró que el 59 por ciento se opone al retraso de la edad de jubilación, y el 63 por ciento apoya las protestas.

Sarkozy considera la reforma de las pensiones una parte clave de su legado y un trampolín potencial para su esperada campaña de reelección en 2012. Si se echara para atrás, la reforma quedaría en mínimos.

Los ministros se han mostrado dispuestos a hacer concesiones en cuestiones como la definición de trabajo arduo que permitiría jubilarse antes, y en los problemas de aquellos con derechos de jubilación fragmentados, pero no en las cuestiones principales.

La huelga en Francia se suma a otras acciones sindicales previstas en otros puntos de Europa ante el recorte de gastos por parte de los endeudados gobiernos, sobre todo en Grecia y España, donde se producirán más protestas en las próximas dos semanas en respuesta a algunas de las medidas de austeridad más duras de la zona euro.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below