10 de febrero de 2011 / 13:20 / en 7 años

ANÁLISIS-España optará por productividad en negociación salarial

* España priorizará productividad en convenios colectivos

* Gobierno quiere consolidar confianza mercados

* Analistas ven posible evitar confrontación vs sindicatos

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 10 feb (Reuters) - España se decantará por la productividad en la futura negociación de los convenios colectivos descafeinando gradualmente una tradición tan obsoleta como largamente arraigada en la que la referencia básica para pactar los salarios era la inflación, dijeron analistas.

"Es indudable que la tendencia es desvincular los salarios de la inflación porque es una anomalía de nuestro sistema", dijo Xavier Segura, director de research de CatalunyaCaixa.

"Una de las prioridades del Gobierno es defender la credibilidad de España frente a los mercados financieros y actuará coherentemente con este planteamiento", añadió Segura.

Ahora que el centro del debate en la Unión Europea es alcanzar un pacto de productividad liderado por Alemania y Francia, será difícil que un país se mantenga al margen de esta iniciativa sin pagar un alto coste en términos financieros.

"En mi opinión, lo importante es tomar en consideración las circunstancias vigentes en cada empresa de acuerdo con sus condiciones de viabilidad", dijo Emilio Ontiveros, director gerente de Analistas Financieros Internacionales, abogando por una negociación desmembrada en lugar de la sectorial.

Con excepción de la reticencia que suscita entre los sindicatos la hipótesis de un cambio en esta materia, el Banco de España y el mundo empresarial consideran que la inflación ya no debe arbitrar los convenios colectivos si quiere evitarse un alto coste en términos de productividad y una eventual escalada inflacionaria ahora que los precios están repuntando en España.

El Banco de España fundamenta una buena parte de su argumento en los efectos perniciosos que supone para el mercado laboral vincular los salarios a la inflación, en un país cuya tasa de paro supera el 20 por ciento de la población activa.

Por su parte, BBVA research sostiene que este vínculo lleva asociado la eventual generación de una espiral inflacionista.

De hecho, la tasa de inflación subió tres décimas hasta el 3,3 por ciento interanual en enero, por encima de la medida de la zona el euro, según los últimos datos provisionales divulgados por el Instituto Nacional de Estadística.

El ejecutivo español, que ha frenado los recientes ataques financieros que dispararon la prima de riesgo del país adoptando una batería de medias, ha fijado el 15 de marzo como fecha límite para que los agentes sociales alcancen un acuerdo que regule los principales parámetros de los convenios colectivos. En su defecto, el ejecutivo tomará parte en este proceso.

A este respecto, el ministro de Trabajo e Inmigración ya ha revelado sus preferencia, inclinándose por una reforma mixta que tenga en cuenta la situación de las empresas a la vez que se evite una amplia la brecha entre precios y salarios.

No obstante, Valeriano Gómez dejó claro que los salarios deberían ser sensibles a la situación de las empresas, dándolas margen para recomponer sus beneficios en tiempos de crisis.

ACUERDOS SIN CONFRONTACIÓN

Ante la nueva reforma que se avecina en la ámbito de la negociación de los convenios colectivos, algunos temen una nueva confrontación entre Gobierno y sindicatos, justo ahora que ambos disfrutan de una luna de miel tras el acuerdo social y económico recientemente alcanzado.

Pero algunos analistas ven salidas que evitarían nuevos episodios de tensión como los acontecidos después de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobase la reforma laboral.

"Lo importante para los sindicatos es estar cada vez más presentes en las decisión de las empresas y que sientan que los salarios están vinculados a la viabilidad de las mismas", añadió Ontiveros.

En este sentido, algunos observadores sostienen que ya no es posible mantener un sistema en el que los empresarios y los trabajadores vayan por caminos opuestos o ignorándose mutuamente sin que se resientan los cimientos del mercado laboral.

"Tengo la sensación de que los sindicatos buscan asegurar el empleo y para ello están dispuestos a flexibilizar sus posiciones mediante la negociación clara y abierta", dijo un analista conocedor del mundo sindical.

Información adicional de Paul Day; Editado por Robert Hetz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below