19 de abril de 2011 / 8:37 / hace 6 años

Japón "evalúa subir impuesto a ventas" para pagar reconstrucción

Por Linda Sieg y Kazunori Takada

TOKIO, abr 19 (Reuters) - Los consumidores japoneses ayudarían a cubrir el costo de la reconstrucción después del poderoso terremoto y tsunami del mes pasado que dejaron 300.000 millones de dólares en daños, agregando una nueva carga a una economía tremendamente endeudada, dijo el martes un diario.

El Gobierno está considerando elevar el impuesto a las ventas en 3 puntos porcentuales hasta un 8 por ciento cuando comience el nuevo año fiscal en abril, dijo el martes el diario Yomiuri.

Sería el primer aumento desde 1997, aunque los políticos japoneses frecuentemente habían debatido tal medida como una manera de aliviar la enorme deuda del país antes de que ocurriese el terremoto.

"Estaba claro incluso antes de este desastre y la necesidad de asegurar fondos para la reconstrucción que garanticen una situación fiscal sostenible, que algún tipo de reforma al gasto y los ingresos era necesaria", dijo el ministro de Asuntos Internos, Yoshiro Katayama.

"El debate sobre la situación fiscal no es algo que comenzó con este desastre", agregó.

El Gobierno espera evitar emitir nuevos bonos para financiar un presupuesto inicial de emergencia, que se espera que llegue a los 4 billones de yenes (48.000 millones de dólares), que debe ser armado este mes.

Pero la emisión de bonos es posible para los siguientes presupuestos adicionales y los mercados están preocupados de que la reconstrucción pueda interferir con los esfuerzos de Japón por controlar su deuda, que llega a ser del doble del tamaño de la economía de 5 billones de dólares.

Japón debe transmitir el mensaje de que continuará apegándose a la disciplina fiscal, dijo el martes el ministro de Finanzas, Yoshihiko Noda.

El Yomiuri dijo que el Gobierno había decidido no elevar los impuestos a los ingresos ni a las corporaciones.

"Estoy consciente de que el Partido Democrático está considerando varios métodos, incluido este (aumento de impuestos). Pero el Gobierno no está considerando ningún método específico de financiamiento en esta etapa", dijo el máximo portavoz de Gobierno, Yukio Edano, en una conferencia de prensa.

Katsuya Okada, secretario general del gobernante Partido Democrático (DPJ, por su sigla en inglés), dijo el domingo que Japón debe elevar los impuestos para pagar los nuevos bonos del Gobierno que serán necesarios para pagar por la reconstrucción.

Un sondeo del diario de negocios Nikkei mostró el lunes que cerca de 70 por ciento de los votantes japoneses aprobaría un aumento de impuestos para ayudar con la reconstrucción, pero quieren que el impopular primer ministro Naoto Kan sea reemplazado.

"Sin importar quien esté a cargo, ellos necesitarán elevar los impuestos y emitir más bonos, pero en dos etapas", dijo Yasunori Sone, un profesor de ciencias políticas de la Keio University, sugiriendo que el aumento de impuestos podría venir después que la emisión de bonos.

IMPACTO DE CRISIS NUCLEAR

Mientras intenta lidiar con las consecuencias del terremoto y tsunami que dejaron al menos 13.000 personas muertas y a decenas de miles sin hogar, Japón lucha por controlar la planta de energía nuclear Fukushima Daiichi que comenzó a filtrar radiación cuando resultó dañada por los desastres naturales.

Los ingenieros se vieron forzados a comenzar a bombear agua de baja radiactividad al Océano Pacífico el mes pasado, una medida que preocupó a los vecinos de Japón y que se detuvo sólo recientemente.

El martes, el operador de la planta Tokyo Electric Power (9501.T) (TEPCO) dijo que había comenzado a retirar el agua altamente contaminada desde los reactores, una medida esperada por largo tiempo y un paso clave hacia la reparación del sistema de enfriamiento que regula la temperatura de las barras radiactivas.

TEPCO quiere lograr un "apagado en frío" de la planta dentro de seis a nueve meses, dijo el domingo, lo que establece un cronograma para controlar la peor crisis nuclear mundial en 25 años.

Tokyo Electric dijo que planea enfriar los reactores y combustible gastado en la planta nuclear hasta un nivel estable y reducir las filtraciones de radiación dentro de tres meses.

El daño a Fukushima Daiichi, y el cierre de otras plantas de energía nuclear, ha provocado una escasez de electricidad que exacerba las interrupciones a las cadenas de suministro de las manufacturas y la actividad económica en general.

Reporte adicional de Yoko Kubota; Escrito por Daniel Magnowski; Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below