13 de marzo de 2009 / 16:29 / hace 9 años

Los paraísos fiscales europeos ceden en el secreto bancario

BERNA/VIENA, 13 mar (Reuters) - Suiza, Austria y Luxemburgo ofrecieron el viernes hacer concesiones al estricto secreto bancario en algunos casos de evasión de impuestos, en respuesta a una iniciativa mundial contra los paraísos fiscales.

Los tres países realizaron concesiones antes del inicio de una reunión de los ministros de Finanzas del G- 20 de países desarrollados y emergentes donde se van a abordar los paraísos fiscales y tras iniciativas similares adoptadas el jueves por Andorra y Liechtenstein.

Todos ellos estaban en una lista entregada esta semana al G-20 por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre los centros financieros donde estima que las normas de secreto bancario son “indeseables”.

El primer ministro británico, Gordon Brown, que presidirá la cumbre del G-20 en abril, dio la bienvenida a la decisión suiza y dijo que espera que sea el principio del fin de los paraísos fiscales.

“La cumbre del G-20 en Londres el próximo mes es una oportunidad para un acuerdo global sobre acciones futuras que necesitamos adoptar para limpiar el sistema financiero mundial”, afirmó.

Suiza, Austria y Luxemburgo anunciaron el viernes que cumplirían las normas de la OCDE, por lo que cooperarán con otros países compartiendo información sobre ahorradores caso por caso, pero no automáticamente, como muchos quieren muchos países.

“La decisión permitirá el intercambio de información con otros países en casos individuales donde se haya realizado una petición específica y justificada”, declaró el Gobierno suizo.

Suiza cooperará ahora en casos de supuesta evasión fiscal, al menos una vez que firme acuerdos sobre doble imposición con otros países, lo que podría llevar su tiempo. También podría buscar una amnistía para los clientes actuales.

Anteriormente, el mayor paraíso fiscal del mundo sólo cooperaba con las autoridades extranjeras cuando éstas podían demostrar fehacientemente que existía un fraude fiscal, lo que ha obstruido el acceso por parte de EEUU a datos de clientes del principal banco suizo, UBS UBSN.VX en una investigación.

El ministro suizo de Finanzas, Hans-Rudolf Merz, que también preside el país, dijo que Suiza actúa ahora porque si les incluían en una lista negra, que podría desembocar en sanciones, se dañaría su economía.

La lista negra de la OCDE sólo incluye a Liechtenstein, Andorra y Mónaco, pero Francia y Alemania están presionando para incluir a otros, como Suiza.

El debate impositivo es crucial para la industria de gestión de la riqueza, que maneja unos bienes estimados en siete billones de dólares en paraísos fiscales en todo el mundo, de los cuales dos billones están en Suiza y otro billón en Luxemburgo.

Merz dijo que es difícil decir si la decisión del viernes conllevará un flujo de salida de dinero, indicando que otros paraísos fiscales como los rivales asiáticos de Singapur y Hong Kong también han adoptado recientemente las normas de la OCDE.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below