for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

No se emocionen de más con los datos de la eurozona, advierte el economista jefe del BCE

FRÁNCFORT, 24 jun (Reuters) - Los sólidos indicadores publicados en las últimas semanas podrían no ser una buena guía de cómo se está recuperando la zona euro de la crisis económica más profunda que se recuerda, dijo el miércoles el economista jefe del Banco Central Europeo, Philip Lane, enfriando así las expectativas surgidas a raíz de varias cifras sorprendentemente vigorosas.

FOTO DE ARCHIVO: El miembro de la Junta Ejecutiva del Banco Central Europeo Philip Lane en el Foro Mundial de Fortune en París (Francia), el 18 de noviembre de 2019. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Tras haber tocado fondo en abril, la economía del bloque se está revitalizando a medida que se van levantando de forma gradual las restricciones impuestas para frenar la propagación del coronavirus. Las inesperadas cifras del PMI y del Ifo alemán han aumentado las esperanzas de una recuperación relativamente rápida en forma de V.

Sin embargo, Lane dijo que si bien la “mejora sustancial” de los indicadores a corto plazo es normal dada la profundidad de la contracción, no se trata de una buena guía para el futuro, añadiendo que la actividad se mantendrá muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis durante un período prolongado, dada la persistencia de las restricciones.

“Las pérdidas de ingresos y el ahorro preventivo siguen pesando sobre el consumo”, dijo. “Asimismo, la débil demanda, las continuas limitaciones de la oferta y la persistencia de las restricciones relativas al distanciamiento social están obstaculizando la normalización de la actividad económica”.

Aun así, Lane dijo que cada vez confía más en que se pueda evitar una avalancha de datos negativos de la inflación, que algunos esperan debido a la caída de los precios del petróleo.

“Las medidas que estamos tomando así como las medidas fiscales deberían mantener la inflación en territorio positivo”, dijo Lane. “Podemos ser más optimistas en cuanto a que se puede evitar una inflación negativa”.

Lane añadió que las medidas fiscales, en particular el paquete de recuperación para la UE de 750.000 millones de euros (847.000 millones de dólares) que actualmente se encuentra en fase de negociación, también es probable que tengan un impacto importante en la rapidez con que se recupere la confianza.

“El resultado de las negociaciones sobre el fondo de recuperación de la UE será un factor importante para determinar el camino futuro de la economía de la zona euro”, añadió Lane.

El BCE está decidido a apoyar esta recuperación e incluso podría reducir los tipos de interés, aunque tal medida podría resultar ineficaz porque los rendimientos de los bonos soberanos a largo plazo prácticamente no responden a los recortes de los tipos en condiciones de tensión.

“Aunque estamos dispuestos a reducir los tipos de interés en el futuro a medida que se normalicen las condiciones del mercado y si las perspectivas de inflación a medio plazo lo justifican, este hecho inclina la balanza hacia la compra de activos como la herramienta más eficaz en las circunstancias actuales”, añadió Lane.

(1 dólar = 0,8855 euros)

Información de Balazs Koranyi; editado por Catherine Evans, John Stonestreet y Toby Chopra; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up