for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
ES Euro Report

Kerber, el azote del BCE, dice que el nuevo programa podría constituir ayuda ilegal

FRÁNCFORT, 5 jun (Reuters) - Los nuevos planes de compra masiva de bonos estatales del Banco Central Europeo con casi total libertad podrían suponer un incumplimiento de la prohibición de financiar a los Estados, según dijo el viernes Markus Kerber, el académico alemán que promovió el mayor revés judicial para el BCE.

El jueves, el BCE amplió su Programa de Compras de Emergencia Pandémica (PEPP) hasta por lo menos junio de 2021 y dijo que concentraría su arsenal de 1,35 billones de euros (1,53 billones de dólares) en los países que más lo necesitan para evitar que el mercado de bonos de la zona euro se desmorone.

El programa permite al banco comprar más bonos italianos de lo que le correspondería proporcionalmente a Italia por su cuota, y el organismo monetario también ha suprimido un límite que le impedía tener más de un tercio de los bonos de cualquier país.

En opinión de Kerber, el BCE puede haber cruzado una línea roja legal al rebajar esas dos cláusulas, que le han permitido comprar bonos del Estado por valor de 2,2 billones de euros desde 2015 con la bendición del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

“El programa plantea una serie de interrogantes”, dijo Kerber. “¿Sigue siendo un programa temporal? ¿Es compatible con la definición de financiación monetaria del Tribunal de Justicia Europeo?”

Según Kerber, el nuevo programa no tiene “nada que ver con la inflación”, sino con que la deuda siga siendo manejable para Italia y otros países.

El BCE ya se encuentra bajo escrutinio legal en Alemania, cuyo Tribunal Constitucional le ha dado tres meses para justificar otro programa de compra de bonos, conocido como Programa de Compra del Sector Público (PSPP por sus siglas el inglés), o de lo contrario podría perder al Bundesbank como principal comprador del mecanismo.

Kerber, profesor de finanzas públicas en la Universidad Técnica de Berlín, que fue uno de los demandantes en ese caso, no quiso aclarar si tenía previsto impugnar el PEPP.

El TJUE había considerado que las compras de PSPP eran legales debido a las salvaguardias, que se han relajado o suprimido para las compras de la pandemia, aumentando el riesgo de que el BCE pierda sus principales argumentos legales si Kerber u otros presentan otra demanda. (editado por Toby Chopra; traducido por Tomás Cobos)

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up