April 4, 2020 / 11:32 AM / 2 months ago

China llora a miles de personas que murieron en epidemia de coronavirus en el país

PEKÍN/WUHAN, China, 4 abr (Reuters) - El sábado, China expreso su duelo por los miles de “mártires” que han muerto en el nuevo brote de coronavirus, izando la bandera nacional a media asta en todo el país y suspendiendo toda forma de entretenimiento.

El día de luto coincidió con el inicio del festival anual de Barrido de Tumbas de Qingming, en el que millones de familias chinas presentan sus respetos a sus antepasados.

A las 10 a.m. (0200 GMT) en Pekín, el país guardó tres minutos de silencio para recordar a quienes murieron, incluyendo a al personal sanitario y médicos de primera línea. Coches, trenes y barcos tocaron sus bocinas, y se escucharon las sirenas de los bombardeos aéreos.

En Zhongnanhai, la sede del poder político en Pekín, el presidente Xi Jinping y otros dirigentes chinos rindieron homenaje en silencio frente a la bandera nacional, con flores blancas prendidas en el pecho como señal de duelo, según informaron los medios de comunicación estatales.

Más de 3.300 personas han muerto en la epidemia en la China continental, que surgió por primera vez en la provincia central de Hubei a finales del año pasado, según las estadísticas publicadas por la Comisión Nacional de Salud.

En Wuhan, capital de la provincia de Hubei y epicentro del brote, todos los semáforos de las zonas urbanas se pusieron en rojo a las 10 de la mañana y el tráfico cesó durante tres minutos.

Unas 2.567 personas han muerto en Wuhan, una enorme urbe con 11 millones de habitantes situada en el curso medio del río Yangtsé. Las muertes de Wuhan representan más del 75% de las muertes del país.

Entre los fallecidos se encontraba Li Wenliang, un joven médico que trató de dar la voz alarma sobre la enfermedad. Li fue honrado por el Gobierno de Hubei a principios de esta semana, después de haber sido recriminado inicialmente por la policía de Wuhan por “difundir rumores”.

Gui Yihong, de 27 años, que estaba entre los miles de habitantes de Wuhan que se ofrecieron como voluntarios para entregar alimentos a los hospitales durante los meses de confinamiento de la ciudad, recordó el miedo, la frustración y el dolor en el Hospital Central de Wuhan, donde Li trabajaba.

“Si no hubieras estado en la primera línea de respuesta no podrías experimentar esto”, dijo Gui, mientras depositaba algunas flores junto al monumento conmemorativo de la inundación de Wuhan en 1954 por el Yangtsé.

“Tenía que (venir) y dar testimonio. Durante los últimos 80 días estuvimos luchando entre la vida y la muerte, y finalmente obtuvimos la victoria. No fue nada fácil de conseguir”.

Aunque lo peor ya pasó en Wuhan, el virus se ha extendido a todos los rincones del mundo desde enero, enfermando a más de un millón de personas, matando a más de 55.000 y paralizando la economía mundial. (Información de Ryan Woo, Liangping Gao y Se Young Lee en Pekín y Brenda Goh y Thomas Suen en Wuhan; Editado por Sandra Maler, Lincoln Feast y Jane Wardell; Traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below