for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
ES Euro Report

Los bancos centrales toman medidas radicales para combatir el impacto del coronavirus

SÍDNEY, 16 mar (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos y otros bancos centrales tomaron medidas contundentes en las últimas horas, con amplios recortes de emergencia y ofertas de dólares baratos en un intento de combatir la pandemia de coronavirus que ha asolado los mercados y paralizado grandes partes de la economía mundial.

La respuesta coordinada, en la que han participado entre otros la Reserva Federal, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco del Japón, recordó las medidas adoptadas hace poco más de un decenio a raíz de la crisis financiera.

Las iniciativas se produjeron en medio de una crisis en los mercados de acciones y bonos, a medida que se profundiza la ansiedad de los inversores por las dificultades para combatir un patógeno que ha dejado miles de muertos y ha hecho que muchos países tengan prácticamente confinada a su población.

La Reserva Federal fue la primera en actuar el domingo, reduciendo los tipos de interés a casi cero, tras lo cual el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ) relajó los suyos a un mínimo histórico en el momento en que abrían sus puertas esta semana los mercados asiáticos.

“El virus está teniendo un efecto profundo en la población de Estados Unidos y de todo el mundo”, dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en una rueda de prensa tras recortar los tipos a corto plazo a un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, y anunciar al menos 700.000 millones de dólares en compras de deuda pública y valores respaldados por hipotecas en las próximas semanas.

El banco central de Australia se unió a la iniciativa bombeando liquidez extra en un sistema financiero al límite, y declaró que anunciará más medidas políticas el jueves.

Posteriormente, el Banco del Japón intervino flexibilizando aún más la política monetaria en una reunión de emergencia, aumentando las compras de fondos cotizados en bolsa y otros activos de riesgo para combatir las crecientes consecuencias económicas de la epidemia de coronavirus.

VOLATILIDAD EN LOS MERCADOS

Sin embargo, las medidas no servían de momento para calmar los nervios del mercado, ya que las bolsas asiáticas y los futuros sobre las acciones de Estados Unidos se desplomaban, lo que pone de relieve los temores de que la crisis sanitaria pueda resultar mucho más perjudicial para la economía mundial de lo que se había previsto inicialmente.

Francia y España se unieron a Italia confinando a decenas de millones de personas, mientras que en Estados Unidos se registraron cierres de escuelas, restaurantes y comercios minoristas, aglomeraciones en supermercados, y cancelaciones de eventos deportivos.

“Las reacciones del mercado a cada flexibilización inesperada de la política monetaria han sido vender primero y preguntar después”, dijo Selena Ling, jefa de análisis y estrategia del tesoro del Banco OCBC de Singapur.

“Cuantas más medidas sin precedentes tome la Reserva Federal y otros bancos centrales, más se preocupan los inversores si ellos saben algo que nosotros no sabemos... el miedo sigue siendo el centro del problema, ya que los inversores siguen sin estar convencidos de que la relajación de la política monetaria y las inyecciones de liquidez resolverán una crisis esencialmente sanitaria”.

Otros cinco bancos centrales tomaron medidas para facilitar el suministro de dólares a sus instituciones financieras, intensificando los esfuerzos para destensar los mercados de financiación y calmar los mercados de crédito. También acordaron ofrecer crédito a tres meses en dólares americanos de forma regular y a un tipo de interés más barato de lo habitual.

La medida se diseñó para reducir el precio que los bancos y las empresas pagan por acceder a los dólares de EEUU, que han subido en las últimas semanas debido al miedo inversor a la pandemia de coronavirus.

En cualquier caso, muchos analistas predicen una marcada caída de la economía mundial.

El Banco Popular de China, que ha puesto en marcha poderosas medidas de estímulo desde que se inició el brote en la provincia de Hubei del país a finales del año pasado, se salió del guión al mantener sus tipos sin cambios.

Ken Cheung, estratega principal de divisas asiáticas del Mizuho Bank en Hong Kong, dijo que la decisión del banco central chino del lunes puso de relieve su postura normal en materia de política monetaria, ya que la epidemia en China continental estaba, en gran medida, bajo control.

“Además, China ya ha utilizado otras herramientas de política monetaria, incluyendo el re-préstamo y los recortes en el coeficiente de requerimiento de reservas a los bancos para (mantener una amplia liquidez)”, añadió.

información adicional de Winni Zhou y Tom Westbrook; editado por Shri Navaratnam; traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up